adsense

Mostrando entradas con la etiqueta Motivación. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Motivación. Mostrar todas las entradas

Las parejas de antes duraban más, no porque su vida fuera más fácil, sino porque arreglaban sus problemas juntos, no corrían a la puerta cada vez que algo no salía como esperaban. Durar es existir, ocurrir o desarrollarse algo durante un tiempo determinado.

imágenes de las web

Pregúntale a un hombre que le describa un mujerón


Pregúntale a un hombre que le describa un mujerón, inmediatamente te hablará del tamaño de los senos, de la medida de la cintura, del volumen de los labios, de las piernas, de las pompis y del color de los ojos o te dirá que un mujerón tiene que ser una rubia de 1.80 metros y sonrisa impecable como de comercial.

Ahora, pregúntele a una mujer lo que ella considera un mujerón y  descubrirá que hay una en cada esquina, que son esas guerreras que luchan día con día…

Mujerón es aquélla que toma dos autobuses para ir a su trabajo y dos más para regresar y cuando llega a su casa, encuentra un cesto llena de ropa para lavar, la tarea de los niños para revisar el aseo por hacer y una familia hambrienta para alimentar.

Mujerón es aquélla que va por la madrugada a hacer cola para garantizar la inscripción de sus hijos en la escuela y aquella jubilada que pasa horas parada haciendo cola en un banco para cobrar una pensión insultante pese a todo lo que trabajo durante su vida laboral.

Mujerón es la empresaria que administra decenas de funcionarios de lunes a viernes y una familia todos los días de la semana y se preocupa por cada uno de ellos y por lo que les pasa.

Mujerón es quien regresa del supermercado cargando varias bolsas después de haber comparado precios y hacer malabarismos con el presupuesto,  la que no sabemos cómo diablos estira el dinero para que alcance para lo necesario.

Mujerón es quien lleva los hijos a la escuela y los va a buscar, los lleva a las clases de natación o regularización, quien les prepara su comida favorita, los lleva a la cama, les cuenta historias, reza con ellos, les da un beso y apaga la luz. LA QUE DA TIEMPO DE CALIDAD!

Mujeron es aquella madre de un adolescente que no duerme mientras éste no llega sano y salvo a casa y que  temprano por la mañana ya está levantada, calentando la leche y haciendo el café o procurando lleven algo para el receso.

Mujeron es quien enseña a cambio de un salario mínimo, es quien hace servicios voluntarios, es quien siembra, es quien opera pacientes, es quien lava ropa para otros, es quien pone la mesa, hace la sopa y en las tardes trabaja detrás de un mostrador, la que atiende clientes insolentes, la que limpia pisos, la que cuida los hijos de otros, la que se esfuerza día con día.

Mujeron es quien sabe donde está cada cosa, lo que sabe cómo está cada uno de sus hijos y la que sabe cuando algo le pasa solo con verlo. La que sabe cuál es el mejor remedio para la acidez, para los deditos magullados, para las pesadillas nocturnas y para el mal de amores de sus hijos adolescentes.

Apuesto que tú que acabas de leer esto por casualidad, al estar repasando este texto, se te vino a la mente una mujer, un mujeron!!!

Compártele esto como homenaje a lo que hace día con día y como muestra de que es importante en tu vida.

A  todas ustedes amigas mujeronas  que les envia esto: ¡FELICITACIONES!
Porque eres importante para la persona que te lo esta haciendo llegar.

A los hombres que tienen un Mujeron en casa y no lo saben, sea esposa, madre, abuela, hermana hija o administradora del hogar... ¡VALORENLAS! Porque la comida, el aseo, planchar, lavar, etc., etc., no se hace solo, hay alguien que con ímpetu trabaja diariamente por que todo este listo para quienes ama... sería mucho pedir que le digan hoy: Que rica comida, el aseo de casa esta impecable, me gusta como arreglaste mi ropa o que bien se te ve esa blusa?.


A veces un pequeño detalle les puede hacer el día y marca la diferencia entre un día de tantos y uno muy lindo.

Yo amo mucho a mi Mamá!!!!



El otro día me preguntaba un amiguito que quien era mi mamá?

Yo le respondí lo siguiente:

Mamá es esa señora que lleva en el bolso un pañuelo con mis mocos, un paquete de toallitas, un chupón, un pañal de emergencia y un juguete por si acaso.

Mamá es ese cohete tan rápido que va por toda la casa limpiando y que está en todas partes al mismo tiempo.

Mamá es esa malabarista que pone lavadoras con el abrigo puesto mientras le abre la puerta al gato con la otra, sosteniendo el correo con la barbilla y apartándome del cesto de basura con el pie.

Mamá es esa maga que puede hacer desaparecer lágrimas con un beso y que hace maravillas con el gasto diario.

Mamá es esa forzuda capaz de tomar en un solo brazo mis 15 kilos mientras con el otro entra el carro lleno de compras.

Mamá es esa campeona de atletismo capaz de llegar en décimas de segundo de 0 a 100 para evitar que me caiga por las escaleras.

Mamá es esa heroína que vence siempre a mis pesadillas con una caricia y con un tierno beso.
Mamá es esa señora con el pelo de dos colores, que dice que en cuanto tenga otro huequito, sólo otro, ira a la estética.

Mamá es esa compositora que se inventa las canciones más divertidas que me hacen reír, bailar y transportarme a lugares fantásticos.

Mamá es esa chef que es capaz de hacerme una cena riquísima con dos cositas que quedaban en el refri, porque se le olvidó comprar o ya no alcanzo el gasto, aunque se quede ella sin cena.

Mamá es ese médico que sabe con sólo mirarme si tengo fiebre, cuánta y lo que tiene que hacer.

Mamá es esa economista capaz de ponerse la ropa de hace años atras, para que yo vaya bien guapo a la escuela o a las fiestas.

Mamá es esa cantante que todas las noches canta la canción más dulce mientras me acuna un ratito para que yo quede dormido con una gran sonrisa.

Mamá es esa sonámbula que puede levantarse dormida a las 4 de la mañana, mirar si me he hecho pis, cambiarme el pañal, darme jarabe para la tos, un poco de agua, ponerme el chupón o darme el biberón, todo a oscuras y sin despertarse.

Y eso no es todo, además esta las 24 horas del día pendiente de cada una de mis tristezas y alegrías, siempre esta a mi lado en cualquier situación, sea alegre o triste, es mi confidente, mi heroína.

Mamá es esa profesionista de tiempo completo, sin sueldo en casa, que aunque a veces se desespera conmigo y no me entiende, trata de que yo me encuentre bien en cualquier momento, aunque ella se caiga de sueño y de cansancio del ajetreo diario.

Mamá es quien no pierde detalle de cada instante de mi vida y para quien soy su vida entera.

Quieres conocerla?

Es aquélla, la más bonita, la que sonríe, la del brillo en la mirada...


Yo amo mucho a mi Mamá!!!!

Autor: desconocido 

DEBO CONFESAR QUE:


DEBO CONFESAR QUE: Que yo también tengo un amor inolvidable y un secreto inconfesable.... Que en mi mente planeo conversaciones que nunca se van a llevar a cabo... Que odio pelearme por una tonteria con alguien que realmente me importa y muchoo... Que detesto cuando me dicen "te extraño " y no hacen nada para verme... Que a mí también se me paró el corazón con el "¿te puedo hacer una pregunta????". Que yo también tuve un nudo en la garganta cuando me enteré de algo y tuve que fingir que todo estaba bien... Que yo también tuve un ataque de sinceridad y luego pensé: ¿para qué lo diiije???? Que odio irme temprano de un lugar y que después me digan te perdiste lo mejor !!! Que me di cuenta que estoy esperando algo que nunca va a suceder... Que me encanta cuando una canción me hace RECORDAR como si estuviera viviendo ese momento inolvidable nuevamente. Que PREFIERO estar loca y SER FELIZ que ser normal y amargada. Que me gusta escuchar las mentiras .... cuando ya se la verdad ... Que Con él y por él , HE BAILADO, HE LLORADO, HE REÍDO,HE RECORDADO, HE SOÑADO y HE AMADO..... Pero ante todo...debo confesar que ... lo volveria hacer!!

El Cielo




Un hombre, su caballo y su perro iban por una carretera. Cuando pasaban cerca de un árbol enorme cayó un rayo y los tres murieron fulminados.

Pero el hombre no se dio cuenta de que ya había abandonado este mundo, y prosiguió su camino con sus dos animales…

La carretera era muy larga y colina arriba. El sol era muy intenso, y ellos estaban sudados y sedientos.

En una curva del camino vieron un magnífico portal de mármol, que conducía a una plaza pavimentada con adoquines de oro. El caminante se dirigió a un hombre que custodiaba la entrada y entabló con él, el siguiente diálogo:

a.. Buenos días.
b.. Buenos días - Respondió el guardián.
c.. ¿Cómo se llama este lugar tan bonito?
d.. Esto es el Cielo.
e.. ¡Qué bien que hayamos llegado al cielo, porque estamos sedientos!
f.. Usted puede entrar y beber tanta agua comoquiera.
Y el guardián señaló la fuente.
g.. Pero mi caballo y mi perro también tienen sed…
h.. Lo siento mucho - Dijo el guardián- pero aquí no se permite la entrada a los animales.

El hombre se levantó con gran disgusto, puesto que tenía muchísima sed, pero no pensaba beber solo. Dio las gracias al guardián y siguió adelante.

Después de caminar un buen rato cuesta arriba, ya exhaustos los tres, llegaron a otro sitio, cuya entrada estaba marcada por una puertecita vieja que daba a un camino de tierra rodeado de árboles.

A la sombra de uno de los árboles había un hombre echado, con la cabeza cubierta por un sombrero.
Posiblemente dormía.

Buenos días - dijo el caminante.

El hombre respondió con un gesto de la cabeza.
- Tenemos mucha sed, yo, mi caballo y mi perro.

Hay una fuente entre aquellas rocas - dijo el hombre, indicando el lugar. - Podéis beber tanta agua como queráis.
El hombre, el caballo y el perro fueron a la fuente y calmaron su sed. El caminante volvió atrás para dar las gracias al hombre.
- Podéis volver siempre que queráis - Le respondió éste.
- A propósito
¿Cómo se llama este lugar?- preguntó el hombre.
- EL CIELO.
- ¿El Cielo? ¿Sí? Pero si el guardián del portal de mármol me ha dicho que aquello era el Cielo!
- Aquello no era el Cielo, era el Infierno - contestó el guardián.

El caminante quedó perplejo.
- ¡Deberíais prohibir que utilicen vuestro nombre! ¡Esta información falsa debe provocar grandes confusiones! - advirtió el hombre.
- ¡De ninguna manera! En realidad, nos hacen un gran favor, porque allí se quedan todos los que son capaces de abandonar a sus mejores amigos…


Inevitablemente en ocasiones las carencias y miedos humanos nos conducen a la falta de humildad y perdida de almas que han permanecido en nuestro andar sin condiciones.

Visita a tus Padres ámalos ,cuídalos y diles cuanto los quieres..


Un padre anciano barría su casa con gran ánimo. Al preguntarle por qué su alegría me dijo:

"Mi hija me ha llamado y me ha dicho que va a venir a visitarme y por eso estoy arreglando mi casa".

"Qué bien" le dije, "me la saluda y que pase un buen momento".

Al día siguiente cuando volví a pasar por el mismo lugar encuentro al anciano un poco triste y al preguntarle cómo fue la reunión con su hija, éste me contestó:

"No vino ayer , ni hoy tampoco, creo que sólo quería saber si aun estaba vivo".


En verdad ésto me dejó muy triste.  Sólo te pido que si tú tienes a un padre o una madre en esta condición, visítalo aun así no tengas que llevarle anda y ve y dale un abrazo. Para ellos nuestra presencia es más importante que muchos regalos y recuerda que un día tu también seras viejo.

Cosas que te suceden cuando ya no eres feliz en tu relación de pareja


Tener una relación de pareja nos puede hacer sentir completos y motivados para afrontar cada uno de los retos que nos ponga la vida en el día a día. Eso siempre y cuando se conserve esa “chispa” de amor y pasión que suele ser muy notoria en los primeros meses juntos.

No obstante, el tiempo siempre juega en contra y más aún cuando ambos caen en la monotonía y no hacen nada por salir de ella. Por esta razón, en la actualidad muchas parejas no son capaces de entenderse y al final terminan fracasando una y otra vez sin entender el porqué.
Soportar una relación cuando ya no se es feliz en ella es algo muy complicado y, de no prestarle atención, puede dar lugar a emociones que impedirán disfrutar de la vida y del amor como se supone que debe ser.

Hay actitudes y sentimientos que se hacen notorios cuando el amor se está acabando o por alguna razón ya no se es feliz en pareja. Conocer dichos comportamientos es muy importante, ya que son los que invitan a tomar una decisión definitiva o a hacer algo por revivir el amor. ¿Te identificas?
No hay conexión física ni emocional
¿Os cuesta trabajo conectar como antes? ¿Se han perdido las muestras de cariño? ¿No sientes el mismo deseo físico de antes? Que este tipo de cosas estén pasando son muestras claras de una relación débil y agotada.
La pérdida de la conexión física y emocional, incluso en aquellos momentos íntimos,evidencian que la pareja ya no es feliz.
2. Comparas con el pasado
Todas las parejas deben aceptar que sus primeros días o meses juntos fueron los mejores, pues lo más probable es que la pasión haya estado encendida y haya habido algunos detalles propios de la conquista.

Pretender que todo sea así para siempre es muy difícil pues, de una u otra forma, la relación entra en una zona de confort de la que solo podrán salir cuando decidan hacer algo diferente.

Hacer comparaciones con lo que alguna vez fue tu pareja y anhelar que todo vuelva a ser como al principio te está diciendo que en el presente no eres feliz y que estás necesitando de más atención por parte de la persona que amas.

3. Pretendes que tu pareja cambie
Pretender que una persona cambie su forma de ser y se amolde a lo que esperamos que sea es un grave error y puede desgastar notablemente la relación.



Si así te enamoraste, ¿por qué ahora pretendes cambiarlo? Si te es inevitable es muy probable que la felicidad de ambos esté en otro lado.

4. Hay poca comunicación
Perder el deseo y la confianza para hablar es casi una sentencia para el fracaso de la pareja. La comunicación es una de las claves para tener una relación saludable y feliz, y perder esa cualidad conlleva a muchos problemas entre ambos.

¿Ya no te sientes cómoda al contarle tus cosas? ¿Os veis y apenas habláis? ¿Te resulta aburrido? La respuesta positiva para estos interrogantes es otra señal que indica que con esa persona no puedes ser feliz.

5. Te molesta todo lo que dice y hace
No importa  si lo que dice o hace es con una buena intención. Te irrita y puedes acabar enojándote mucho.

Que esto ocurra no es para nada bueno y puede acabar muy mal. Si tan poco estás de acuerdo con sus ideales, déjalo ir y piensa qué es eso que quieres para tu vida.

6. Lo evitas muy a menudo
Te llama, te invita a salir, o en fin, busca cualquier excusa para verte, pero tú buscas una excusa más fuerte para no ir a ese encuentro.

Perder el interés por estar juntos y preferir hacer otras actividades como pasar tiempo con los amigos, ver televisión o estar a solas, es una señal más que clara de la infelicidad que sientes a su lado.
7. No le pones interés a mejorar la relación
Cuando la relación está mal y todo indica que hay infelicidad hay dos cosas por hacer: cerrar ese capítulo o luchar para revivirlo y encontrar de nuevo esa fuerza por mantener la unión.

No sentir deseos de luchar, esforzarse muy poco o no corresponder a lo que hace tu pareja por mejorarlo es esa señal para ponerle punto final a la relación.



 fuente:mejorconsalud.com

LO SIENTO MUCHO PAPA (realidad hermosa carta)



Lo siento mucho papá, porque creo que ésta es la última vez que me podré dirigir a ti. En serio lo siento. Es tiempo de que sepas la verdad. Voy a ser breve y claro: la droga me mató, papá.

Conocí a mi asesino a eso de los 15 o 16 años de edad. Es horrible ¿Sabes cómo fue?. Un ciudadano elegantemente vestido, muy elegantemente y que se expresaba muy bien, me presentó a mi futuro asesino: la droga.

Yo intenté rechazarla, de veras lo intenté, pero este señor se metió en mi dignidad, diciéndome que yo no era hombre. No es necesario que diga nada más, ingresé al mundo de las drogas.

No hacía nada sin que las drogas estuvieran presentes. Yo me sentía más que las demás personas, y la droga, mi enemiga, sonreía...

¿Sabes papá? cuando uno comienza, encuentra todo ridículo y muy divertido. Incluso a Dios lo encontraba ridículo.
Hoy, en este hospital, reconozco que Dios es lo más importante en el mundo, sé que sin su ayuda no estaría escribiendo lo que escribo.

Papá, no vas a creerlo, pero la vida de un drogadicto es terrible, y todos los jóvenes deben saberlo para no entrar en eso.
Ya no puedo dar tres pasos sin cansarme. Los médicos me dicen que me voy a curar, pero cuando salen del cuarto, mueven la cabeza.

Papá, sólo tengo 19 años y sé que no tengo chance de vivir. Es muy tarde para mí, pero tengo un último pedido para hacerte:
HABLA CON TODOS LOS JÓVENES QUE CONOCES, Y MUÉSTRALES ESTA CARTA.

Diles que en cada puerta de los colegios y en cada aula, en cada facultad, en cualquier lugar, hay siempre un hombre elegante, que va a mostrarles a su futuro asesino, el que destruirá sus vidas.
Por favor, haz eso, papá, antes de que sea demasiado tarde para ellos también. Perdóname por hacerte sufrir a ti también con mis locuras.

Adiós, mí querido Papá.

EL AUTOR DE ESTA CARTA MURIÓ A LOS POCOS DÍAS DE ESCRIBIRLA, POR SOBREDOSIS EN EL HOSPITAL DEBANFIELD, EN 1997.


“Dios sólo les habla a quienes están dispuestos a escucharlo.”

desconozco... su autor 

Quiéreme cuando menos lo merezca porque será cuando más lo necesite


Cuando te fallo, también me fallo a mí. Cuando te enfado, también yo me siento mal conmigo. Porque cuando menos lo merezca será probablemente cuando más desorden haya en mi interior.

Es casi seguro que tengas motivos para no quererme y para desatenderme, pero quiero que sepas que solo una parte de mí te hizo daño. No conozco la perfección. A mí también me duele tu dolor y, al menos, daría lo que fuese para hacerlo desaparecer. Tengo la peor forma de meter la pata y una gran capacidad para desmerecer lo que haces por mí.

Quiéreme cuando menos lo merezca, dale una oportunidad a la persona que soy. Déjame aprender de los errores. Ayúdame a librar mis batallas emocionales, ayúdame a ver que eso me completa.


Me ha llevado tiempo entender que reconocer mis limitaciones y mis errores es la única manera de hacerme cargo de mí misma. Ahora soy consciente de que no poseo todas las respuestas y de que no dispongo de la verdad absoluta. A veces también necesitamos de los demás para gestionar nuestro interior y nuestras emociones.

Por eso, pedir ayuda cuando se necesita no es solo una muestra de humildad, sino también de valentía, pues cooperando alcanzaremos el triunfo sobre la adversidad.

Cuando estamos mal necesitamos el apoyo de los demás, que nos aguanten y nos guíen, y que nos hagan sentir la permanencia de la incondicionalidad. Siempre sale el sol, pues somos merecedores de él aunque en un momento dado nos hayamos comportado de manera mezquina.

Aunque nuestro mundo se derrumbe y nuestra vida haya quedado desmantelada, después de la tempestad, llega la calma. Todo pasa y todo se transforma, pero a veces necesitamos que alguien se ponga en nuestro lugar y nos recuerde que no hay mal que cien años dure y que todo es pasajero.



Hay errores que tiñen de negro nuestra realidad, pero no por eso merecemos menos el perdón que en otras circunstancias o que otras personas. Lo importante es progresar y ofrecer a los demás nuestra mejor versión, la humilde y la sincera, la que trabajar para crecer cada día.

Esto será lo que nos haga merecedores de la compañía de los demás en cualquier momento, a pesar de los errores y los desaciertos. Porque nuestros peores comportamientos hacen que valoremos a los mejores, de la misma forma que la tristeza hace que la felicidad gane valor.


 fuente....rincondeltibet.com


DIOS SÍ EXISTE (El barbero y Dios)



Un hombre fue a una barbería a cortarse el cabello y recortarse la barba como es costumbre y entabló una amena conversación con la persona que le atendía.  Hablaban de muchas cosas y tocaron muchos temas. De pronto, tocaron el tema de Dios.

Un hombre fue a una barbería a cortarse el cabello y recortarse la barba como es costumbre y entabló una amena conversación con la persona que le atendía.

Hablaban de muchas cosas y tocaron muchos temas. De pronto, tocaron el tema de Dios.

El barbero dijo: Fíjese caballero que yo no creo que Dios exista, como usted dice.

Pero, ¿por qué dice usted eso? - preguntó el cliente.
Pues es muy fácil, basta con salir a la calle para darse cuenta de que Dios no existe. O... dígame, acaso si Dios existiera, habría tantos enfermos? Habría niños abandonados? Si Dios existiera, no habría sufrimiento ni tanto dolor para la humanidad.Yo no puedo pensar que exista un Dios que permita todas estas cosas.

 El cliente se quedó pensando un momento, pero no quiso responder para evitar una discusión.
El barbero terminó su trabajo y el cliente salió del negocio.

Recién abandonaba la barbería, vio en la calle a un hombre con la barba y el cabello largo; al parecer hacía mucho tiempo que no se lo cortaba y se veía muy desarreglado.

Entonces entró de nuevo a la barbería y le dijo al barbero. Sabe una cosa?

Los barberos no existen.
Como que no existen? - preguntó el barbero . Si aquí estoy yo y soy barbero.
No! - dijo el cliente -, no existen, porque si existieran no habría personas con el pelo y la barba tan larga como la de ese hombre que va por la calle.

Ah, los barberos si existen, lo que pasa es que esas personas no vienen hacia mi. Exacto! - dijo el cliente -. Ese es el punto. Dios SÍ existe, lo que pasa es que las personas no van hacia Él y no le buscan, por eso hay tanto dolor y miseria.


SI TE GUSTO, ENVÍALO A OTROS....... SI CREES QUE DIOS NO EXISTE, NO LO HAGAS.

HUMILLADO POR CREER EN DIOS (Algo para compartir y bendecir)

 
Un hombre que trabajaba en el ejército era constantemente humillado porque creía en Dios.  Un día, su superior quería humillarlo enfrente de las tropas.  Llamó al joven soldado y le dijo:

- Joven, venga aquí !  Tome la llave y vaya y estacione el jeep allá al frente!
El joven soldado dijo:  "No sé manejar". 

Entonces dijo el Capitán: - Bueno, pues entonces pida ayuda a su "Dios"!  Demuéstrenos que Él existe!

El joven soldado tomó las llaves y mientras caminaba hacia al vehículo empezó a orar. Subió al vehículo y lo estacionó PERFECTAMENTE bien así como el Capitán lo pedía. 

Al salir del jeep el joven soldado vio que todos estaban llorando y le dijeron al mismo tiempo:
  " Nosotros queremos servir a tu Dios!"

El soldado asustado preguntó qué estaba sucediendo.  El Capitán llorando abrió el cofre del jeef y le mostró al joven soldado que el carro no tenía máquina. 

Entonces el joven dijo:  "Ven? Ese es el Dios al que yo sirvo! EL DIOS DE LOS IMPOSIBLES! El Dios que da vida a lo que no existe.  Ustedes creerán que hay aún cosas imposibles, PERO CON DIOS TODO ES POSIBLE!

A la persona que esté leyendo ésto, le ruego a Dios que haga UN MILAGRO EN TU VIDA! Lo pido en Nombre de Jesús, Amén!


Comparte a quien quieras bendecir y no olvides escribir AMÉN!


Fuente ...reflexionesparatiyparami.com

Carta de un Hombre a las Mujeres..



Queridas amigas:

Nos importa un carajo cuanto pesan.
Es fascinante tocar, abrazar y acariciar el cuerpo de una mujer.
Pesarla, no nos proporciona ningún efecto!!

No tenemos la menor idea de lo que es un talle.
Nuestra evaluación es visual. Es decir, si tiene forma de guitarra, está buena.
No nos importa cuánto mide en centímetros.
Es una cuestión de proporción, no de medida.

Las proporciones ideales del cuerpo de una mujer son: Curvilíneas, pulposas, femeninas…
Esa clase de cuerpo que de un solo golpe de vista uno identifica sin duda alguna y en una fracción de segundo.

Las flaquitas que desfilan en las pasarelas, siguen la tendencia diseñada por modistos, que dicho sea de paso, son todos maricas, y odian a las mujeres y compiten con ellas. Sus modas son, lisa y llanamente, agresiones al cuerpo que odian porque no pueden tener.

No hay belleza más irresistible en la mujer que la feminidad y la dulzura. La elegancia y el buen trato, son equivalentes a mil Viagras.

El maquillaje se inventó para que las mujeres lo usen. Úsenlo. Para andar a cara lavada, estamos nosotros.

Las faldas se inventaron para que luzcan sus magníficas piernas. ¿Para qué carajo se las tapan con pantalones anchos? ¿Para que las confundan con nosotros?

Una ola es una ola, las caderas son caderas y punto.

Si la naturaleza les dio ese aspecto curvilíneo, es por algo y reitero: a nosotros nos gustan así.

Ocultar esas curvas, es equivalente a tener tu mejor sillón embalado en el sótano.

Entendámoslo de una vez, traten de gustarnos a nosotros, no a ustedes, porque nunca van a tener una referencia objetiva de cuán lindas son de mujer a mujer. Ninguna mujer va a reconocer jamás delante de un tipo que otra mujer está linda.

Las jovencitas son lindas…
Pero las de 40 para arriba, son el verdadero plato fuerte.

El cuerpo cambia. Crece.
Una mujer de 40 o de 50 años, a la que le entra la ropa de cuando tenía 20 o 25 años, o tiene problemas de desarrollo, o se está autodestruyendo.

Nos gustan las mujeres que saben manejar su vida con equilibrio y saben manejar su natural tendencia a la culpa.

O sea: la que cuando hay que comer, come con ganas
(la dieta vendrá en setiembre, no antes);
cuando hay que hacer dieta, hace dieta con ganas
(no se sabotea ni sufre);
cuando hay que tener intimidad de pareja, la tiene con ganas; cuando hay que comprar algo que le gusta, lo compra; cuando hay que ahorrar, ahorra.

Algunas líneas en la cara, algunos puntos de sutura en el vientre, algunas marcas de estrías, no les quitan su belleza. Son heridas de guerra, testimonio de que han hecho algo con sus vidas, no han estado años en formol ni en un spa. ¡Han vivido!

El cuerpo de la mujer es la prueba de que Dios existe. Es el sagrado recinto donde nos gestaron a todos, donde nos alimentaron, nos acunaron, que nosotros sin querer las llenamos de estrías, y demás cosas que tuvieron que ocurrir para que estemos vivos.

Cuídenlo. Cuídense. Quiéranse.
La belleza es todo eso, Todo junto.

Firma = los hombres


prostituta envía carta a esposa de cliente



Le llaman eufemísticamente “la profesión más antigua del mundo”, probablemente porque hay registros que muestran que desde tiempos pretéritos esta actividad estaba presente. De hecho, en el siglo XVIII A.C., en la antigua Mesopotamia, existía el llamado Código de Hammurabi, el cual regulaba los derechos de herencia de quienes ejercían este “oficio”.

Estamos hablando de la prostitución, ese servicio sexual a cambio de dinero al que algunas personas recurren cuando por diversas razones sus necesidades sexuales no están siendo satisfechas de modo convencional.

En este contexto, la revista Vice publicó una carta de una prostituta vip de Nueva York (Estados Unidos), cuyo seudónimo es April Adams, quien le dedica algunas palabras a las parejas de sus clientes, que en su mayoría son hombres casados. TE SORPRENDERA COMO DE UNA MANERA MUY INTELIGENTE EXPRESA LO QUE PIENSA DE LA ESPOSA Y DE SU CLIENTE. PARA REFLEXIONAR..




Querida esposa:

No te conozco pero sé que probablemente tu esposo te engaña con una prostituta. Lo sé porque soy una de ellas y los clientes no me faltan.

Dirás que tu esposo no sería capaz de hacerlo. ¡Él no! Otros esposos tal vez lo hagan, pero la relación y la vida sexual que tienen tú y tu esposo es diferente. Hace diez años, cuando iban en la universidad, hicieron un trío con su compañero de cuarto. Todos los años contratan a una niñera y se escapan a Las Vegas. Nunca se pierden los maratones de La ley y el Orden. ¡Su matrimonio es excelente!

Déjame hacerte una pregunta: ¿Cuándo fue la última vez que tuvieron sexo tres veces en una semana? ¿Cuándo fue la última vez que tu esposo se quejó por eso? ¿No crees que quizá es posible que haya decidido solucionar ese problema sin tu ayuda y por eso acudió a mi?

La buena noticia es que si tu esposo es mi cliente, entonces significa que quiere seguir casado contigo. Está tratando de conseguir un poco de cariño falso de la manera menos problemática posible. Imagínate si en vez de ir conmigo, lo hiciera con tu niñera, tu vecina o tu mejor amiga. Podría seguir, pero creo que ya entendiste mi punto.

Soy una profesional. Soy discreta, aunque hay algo más valioso que mi discreción: mi tiempo, mi atención y mi sexualidad se miden por horas, es decir, cuando el tiempo termina, él es todo tuyo. Y lo más importante: no amo a tu esposo y jamás lo haré. No creo que mi afecto por él sea mayor al afecto que le tengo a mi mesero favorito.

Nunca voy a representar una amenaza para tu matrimonio porque cuando se termine el tiempo, no quiero tener nada que ver con ustedes dos. Nunca voy a salir a cenar con él, ni les voy a llamar a la media noche; tampoco voy a sugerir que se divorcien. Ni siquiera te vas a enterar de que existo. Y si llegas a enterarte, una de dos: es un estúpido o está enojado contigo.

Sí, a veces algunos clientes se enamoran, pero es superficial porque saben que lo que hacemos es falso. No creo que los plomeros adoren los baños, ¿o sí?

Los hombres saben que el cariño que les brindo depende del dinero que ellos me dan a cambio. Él no piensa contarte sobre mí, salir corriendo, llegar al hotel donde me hospedo y gemir con ternura mi nombre falso. Estoy fuera de esa vida. Soy una empleada. Por más que le atraiga sexualmente, jamás va a arriesgarse a sentir algo por mí.

Si por alguna razón las cosas “se complican”, recuerda mi plan a prueba de fallas: soy cara.

En mi experiencia, los hombres —generalmente— no gastan más de lo que tienen en sexo. Si tu esposo necesita el servicio cada dos semanas y tiene 15 mil pesos libres para gastar, además de lo que se necesita en casa, entonces busca a alguien que cobre más o menos lo mismo que yo. Aunque quiera más, no creo que pueda pagarlo. Hay que ser muy insensato para cometer el tipo de locuras que terminan en: “Amor, tengo algo que decirte”.

Si cree sentir algo por mí, seguro se le va a olvidar en dos semanas como cualquier otro capricho. Si de todas formas utiliza el dinero de su jubilación para comprar mi tiempo, entonces espero que lo dejes en la quiebra con el divorcio porque ese hombre no sabe administrar el dinero.

¿Y qué hay sobre las enfermedades? Contrario a lo que ves en las películas, es probable que la mayoría de las prostitutas de hoy en día sean más saludables y conscientes que la secretaria cariñosa promedio. ¿Recuerdas lo que te dije acerca del poco afecto que siento por él? Pues también incluye su perfil epidemiológico. Tampoco tienes que preocuparte por los embarazos. La probabilidad de que quede embarazada en el trabajo es de 0% con una desviación estándar de “Es Broma, ¿verdad?”

Entiendo que aún así no quieras que se acueste conmigo. Volveré a preguntar: ¿Cuándo fue la última vez que tuvieron sexo tres veces en una semana?

No digo que satisfacerlo sea tu deber. Lo que quiero decir es que quizá ya no quieras tener sexo con él tan seguido. Estás ocupada, estresada o simplemente ya no te excita tanto. Lo entiendo, a mí tampoco me excita en lo absoluto.

Ése es el punto. Soy el ingrediente secreto en un gran número de matrimonios exitosos, porque cuando acude a mí, los dos tienen la cantidad de sexo que quieren. Incluso podrían llegar a su aniversario número 50, siempre y cuando no revises su celular.


De nada.

El portero del prostíbulo


Por lo general, las oportunidades son vistas como adversidades. TE INVITO A LEER ESTA HISTORIA REAL, DE COMO UN HOMBRE SE SUPERO TANTO A PESAR DE NO SABER LEER NI ESCRIBIR, APRENDERÁS UNA GRAN LECCIÓN.
(AVECES PERDER ES GANAR)




No había en el pueblo peor trabajo que ser portero del prostíbulo.

¿Pero qué otra cosa podría hacer aquel hombre?
El hecho es que nunca había aprendido como leer ni escribir, no tenía ninguna otra actividad u ocupación.
Un día, entró como gerente del burdel un joven lleno de ideas, creativo y emprendedor, que decidió modernizar el lugar.

Hizo cambios y llamó a los empleados para dar las nuevas instrucciones.
Al portero le dijo:
-A partir de hoy, usted, además de estar en la entrada, va a preparar un informe semanal donde registrará la cantidad de personas que entran y sus comentarios y quejas sobre los servicios.
–Yo adoraría hacer eso, señor, balbuceó. - Pero no sé leer ni escribir.
- ¡Ah! ¡Cuanto lo siento! Pero si es así, ya no puede seguir trabajando aquí.
- Pero sr, no puede despedirme, he trabajado en esto mi vida entera, no sé hacer otra cosa.
- Mire, lo entiendo, pero no puedo hacer nada por usted. Le daremos una buena indemnización y espero que encuentre algo que hacer. Lo siento y que tenga suerte.
Dicho esto, se dio la vuelta y se fue. El portero se sentía como si el mundo se le derrumbara. ¿Qué hacer?
Recordó que en el prostíbulo, cuando se rompía alguna silla o una mesa, él las arreglaba, con esmero y cariño.
Pensó que esto podría ser una buena ocupación para conseguir un trabajo.

Pero sólo contaba con algunos clavos oxidados y una pinza mal cuidada.
Usaría el dinero de la indemnización para comprar una caja completa de herramientas.
En el pueblo no había casa de herramientas, debería viajar dos días en mula para ir al pueblo más cercano para comprar. Y así lo hizo.

A su regreso, un vecino llamó a su puerta:
- Vengo a preguntar si tiene un martillo para prestarme.
- Sí, acabo de comprarlo, pero lo necesito para trabajar, ya que...
- Bueno, pero yo se lo devolveré mañana muy temprano.
- Si es así, está bien.

A la mañana siguiente, como había prometido, el vecino llamó a la puerta y dijo:
- Mire, yo todavía necesito el martillo. ¿Por qué no me lo vende?
- No, lo necesito para trabajar y además, la ferretería más cercana está a un viaje de dos días, en mula.
- Vamos a hacer un trato - dijo el vecino.
Le pagaré los días de ida y vuelta, más el precio del martillo, ya que está sin trabajo en este momento. ¿Qué piensa?
Realmente, esto le daría trabajo por dos días más. Acepto.
Volvió a montar su mula y viajó.

A su regreso, otro vecino lo esperaba en la puerta de su hogar.
- Hola, vecino. Usted vendió un martillo a nuestro amigo.
Necesito algunas herramientas, estoy dispuesto a pagarle sus días de viaje y una pequeña ganancia mas para que me las compre, porque yo no tengo tiempo para viajar para hacer las compras.
¿Qué piensa?

El ex portero abrió su caja de herramientas y su vecino eligió una pinza, un destornillador, un martillo y un cincel. Pagó y se fue. Y nuestro amigo guardó las palabras que escuchaba: " No tengo tiempo para viajar a hacer las compras”.
Si esto es así, muchos requerirán de él para viajar y traer herramientas.
En el próximo viaje, arriesgó un poco más de dinero, trayendo más herramientas de las que había vendido.
De hecho, podría economizar un poco de tiempo en los viajes.
La noticia comenzó a esparcirse por el pueblo y muchos, queriendo economizar el viaje, hacían encomiendas.
Ahora, como vendedor de herramientas, una vez por semana viajaba y traía lo que necesitaban sus clientes

Con el tiempo, alquiló un galpón para almacenar las herramientas y unos meses más tarde, se compró una vitrina y un escaparate y transformó el galpón en la primera ferretería en el pueblo. Todos estaban contentos y compraban allí.
Ya no viajaba, los fabricantes le enviaban los pedidos. Él era un buen revendedor. Con el tiempo, la gente de los pueblos cercanos preferían comprar en la ferretería, que tener que gastar días en viajes.
Un día se acordó de un amigo suyo que era tornero y herrero y pensó que él podría fabricar las cabezas de los martillos.
Y entonces, por qué no, los destornilladores, los pinzas, los cortadores, etc. ...

Y después estaban los clavos y los tornillos...
En pocos años, se convirtió, con su trabajo, en un fabricante de herramientas rico y próspero.
Un día decidió donar una escuela al pueblo.
En ella, además de la lectura y la escritura, los niños aprendían algún oficio.

En el día de la inauguración de la escuela, el alcalde le entregó las llaves de la ciudad, lo abrazó y le dijo:
- Es con gran orgullo y gratitud que le pedimos que nos conceda el honor de poner su firma en la primera página del libro de actas de esta nueva escuela.
- El honor sería mío, dijo el hombre. Sería una cosa que me daría mucho gusto, firmar ese libro, pero no sé leer ni escribir, soy analfabeta.
- ¿Usted? Dijo incrédulo el alcalde. ¿Construyó un imperio industrial sin saber leer ni escribir? ¡Esto es increíble! Y le preguntó:
- ¿Qué hubiera sido de usted si supiese leer y escribir?

- Eso lo puedo contestar, el hombre dijo con calma: - Si yo supiese leer y escribir... seguiría siendo el PORTERO DEL PROSTÍBULO.

Esta historia es verdadera, y se refiere a un gran industrial llamado ... Valentín Tramontina , fundador de Industrias Tramontina, que hoy cuenta con 10 fábricas, 5.500 empleados, produce 24 millones de unidades varias al mes y exporta bajo su propia marca a más de 120 países - es la única empresa brasileña en esta condición. La ciudad que se menciona es Carlos Barbosa, y está en el interior de Rio Grande do Sul.
Las adversidades pueden ser bendiciones.
Las crisis están llenas de oportunidades.
Si alguien le bloquea la puerta, no gaste energía en la confrontación, busque las ventanas.
Recuerde la sabiduría del agua: " El agua nunca discute con sus obstáculos, sino que los rodea”.

Que su vida sea llena de victorias, no importa si son grandes o pequeñas, lo importante es celebrar cada una de ellas.

Sé que a veces ríes mientras quieres llorar



Sé que a veces quisieras rendirte, se que a veces piensas que no podrás, que todo está perdido y que sobre todo las fuerzas se te han terminado.
Te he visto llorar cuando te has sentido incapaz, he visto pensativo los últimos días, he visto... como has querido disimular que te sientes mal en muchas ocasiones.
Sé que a veces ríes mientras quieres llorar, se que tratas de cuidar tu imagen porque no quieres que los demás dejen de verte como esa persona fuerte que eres.
Sé que tienes muchos conflictos internos, se que a veces piensas que no cumpliré mi promesa, se que a veces piensas que me he alejado de ti y en muchas ocasiones crees que por tus errores no mereces que te conteste.
Yo conozco todo de ti, se quién eres, conozco tu corazón sincero, se que muchas veces quisieras ser más fuerte, pero cedes, se que muchas veces quisieras agradarme, pero fallas en el intento. Te he visto cuando fallas, veo la angustia que hay en tu corazón por haber hecho lo contrario, se lo arrepentido que estas y sobre todo sé que me amas con todo tu corazón.
Yo lo sé todo, porque morí por ti, porque vivo en ti, porque eres mío, porque a donde vayas te acompaño, y en tus momentos de tristeza y soledad, he estado sentado junto a ti.
Sé que en muchas ocasiones te has olvidado de mí, has pasado en algunos momentos de tu vida sin comunicarte conmigo, pero aun así, yo te sigo amando porque mi amor por ti es eterno. Yo te espero cada mañana al despertar, te acompaño en tu diario andar, te cuido, te protejo y cada noche estoy ansioso por escucharte hablarme y aunque a veces el cansancio o el stress del día te ganan la partida, estoy allí para cuidar tus sueños y darte el descanso que necesitas.


EL PUENTE


No hace mucho tiempo, dos hermanos que vivían en granjas adyacentes cayeron en un conflicto. Este fue el primer problema serio que tenían en 40 años de cultivar juntos hombro a hombro, compartiendo maquinaria e intercambiando cosechas y bienes en forma continua.
Comenzó con un pequeño malentendido y fue creciendo hasta que explotó en un intercambio de palabras amargas seguido de semanas de silencio.
Una mañana alguien llamó a la puerta de Luis. Al abrir la puerta, encontró a un hombre con herramientas de carpintero.
- "Estoy buscando trabajo por unos días", dijo el extraño, "quizás usted requiera algunas pequeñas reparaciones aquí en su granja y yo pueda ser de ayuda en eso".
- "Sí", dijo el mayor de los hermanos, tengo un trabajo para usted.
Mire al otro lado del arroyo, en aquella granja vive mi vecino, bueno, de hecho es mi hermano menor.
La semana pasada había una hermosa pradera entre nosotros pero él desvío el cauce del arroyo para que quedara entre nosotros. Él pudo haber hecho esto para enfurecerme, pero le voy a hacer una mejor.

¿Ve usted aquella pila de desechos de madera junto al granero? Quiero que construya una cerca de dos metros de alto, no quiero verlo nunca más.
El carpintero le dijo: "Creo que comprendo la situación".
El hermano mayor le ayudó al carpintero a reunir todos los materiales y dejó la granja por el resto del día para ir por provisiones al pueblo.
Cerca del ocaso, cuando el granjero regresó, el carpintero justo había terminado su trabajo.
El granjero quedó con los ojos completamente abiertos, su quijada cayó.
No había ninguna cerca de dos metros. En su lugar había un puente que unía las dos granjas a través del arroyo. Era una fina pieza de arte, con todo y pasamanos.

En ese momento, su vecino, su hermano menor, vino desde su granja y abrazando a su hermano mayor le dijo:
- "Eres un gran tipo, mira que construir este hermoso puente después de lo que he hecho y dicho".

Estaban en su reconciliación los dos hermanos, cuando vieron que el carpintero tomaba sus herramientas.
- "No, espera". "Quédate unos cuantos días, tengo muchos proyectos para ti", le dijo el hermano mayor al carpintero.
"Me gustaría quedarme", dijo el carpintero, "pero tengo muchos puentes por construir".

Muchas veces dejamos que los malentendidos o enojos nos alejen de la gente que queremos, muchas veces permitimos que el orgullo se anteponga a los sentimientos, no permitas que eso pase.

Nunca pensé que en la felicidad hubiera tanta tristeza



El mundo te romperá el corazón de todas las formas imaginables. Eso está garantizado y yo no puedo explicarlo, como tampoco la locura que llevo dentro ni la locura que llevan los demás. La vida nunca es justa pero debes afrontar los golpes y seguir adelante. Y cuando tengas el corazón roto tendrás que volver a construirlo y, no solo eso, tendrás que volver a confiar y esta es la parte más difícil. A pesar de todo esto, aunque la vida rompa todas tus ilusiones debes seguir soñando, ¿sabes por qué? Porque si no te ilusionas, porque si no sueñas, porque si no amas ¿qué clase de vida estarás viviendo? ¿para qué quieres una vida si no la estás aprovechando? No se puede vivir con miedo toda la vida. La vida es así: te caes, te levantas y te vuelves a caer. Pero, si ni siquiera te mueves por temor a caerte, en realidad, ya te has hundido.
 El lado bueno de las cosas
Me he cruzado con gente por la vida que no ha sabido construir con las piedras que se encontraba en su camino. Por el contrario, se tropezaban o las cargaban sobre su espalda. Yo también lo he hecho.
En realidad, como dijo Benedetti, nunca pensé que en la felicidad hubiera tanta tristeza. Más bien creí que era al contrario, que la felicidad era un camino de rosas sin espinas y no de piedras o de caminos imposibles.
Pero me equivoqué, y eso solo lo empiezas a comprender cuando estás preparado para ser feliz. La felicidad implica sufrir, es una condición extraña porque solo el fuerte la resiste.
¿Qué irónico, verdad? La verdad es que no resulta tan raro pensar que la felicidad implica la plenitud, que es un equilibrio emocional que también necesita de la tristeza y de los obstáculos.
 Por eso es que hoy estoy convencida de que necesito de la tristeza y del dolor para hacer todo lo que me proponga. Es un pecado no aprovechar el esfuerzo que implica recomponerse tras una caída.
No os voy a engañar, no siempre me he levantado tras mis caídas y creo que es lo más natural del mundo. Es precisamente de la derrota de lo que más he aprendido, porque verse envuelto en las tinieblas me ha hecho darme cuenta de que verdaderamente vale la pena levantarse aunque la tormenta nos haya devastado.
Al fin y al cabo, no se puede ver el arcoíris sin un poco de lluvia. Creo que el hecho de haberme dado cuenta de esto me hace ser una persona afortunada y desde luego que la vida me ha tratado con consideración dándome lecciones.
O sea, he llegado a la conclusión de que en nuestro camino tanto lo bueno como lo malo van de la mano. Y eso no es en absoluto negativo, sino necesario.
De hecho, las cosas más maravillosas del mundo se envuelven de esa crudeza: tras la vida llega la muerte y con ella una despedida, el amor se protege de locura pero incluso el desamor puede ganar la batalla y los momentos más maravillosos también se acaban.
Es precisamente esto lo que lo hace especial. Tenemos que estar atentos a las señales para poder ver cuando la vida nos brinda nuestro momento. Y, que si creemos que debemos de ver o de hacer algo, sintamos la necesidad de seguir buscando la mejor manera de hacerlo.
Nunca dejes de hacer algo por miedo a perder, recuerda que en la felicidad también hay tristeza y que no es que sea un precio que nos toque pagar, sino que es algo que tenemos que compensar.
Si nos caemos, que sea porque estamos caminando por nuevos senderos.


Para comprender el valor





Para comprender el valor de una hermana, pregúntale a alguien que no tiene una.
Para comprender el valor de 10 años, pregúntale a una pareja recién divorciada.
Para comprender el valor de 4 años, pregúntale a un recién graduado.
Para comprender el valor de 1 año, pregúntale a un estudiante que fracasó en su examen final.
Para comprender el valor de 9 meses, pregúntale a una madre que acaba de dar a luz un niño
 Para comprender el valor de 1 mes, pregúntale a una madre que acaba de dar a luz un bebé prematuro.
Para comprender el valor de 1 semana, pregúntale a un editor de un periódico semanal.
Para comprender el valor de 1 minuto, pregúntale a alguien que ha perdido el tren, el autobus o un avión.
Para comprender el valor de 1 segundo, pregúntale a alguien que haya sobrevivido un accidente. El tiempo no espera por nadie.
Atesora cada momento que tienes.
Lo apreciarías más si lo compartes con ese ser especial

Porque para comprender el valor de un amigo o un ser querido, solo basta con PERDERLO.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...