Mostrando entradas con la etiqueta Amistad y Algo Mas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Amistad y Algo Mas. Mostrar todas las entradas

palabras hermosas para mi hermana




visto en... Cuidatusaludmejorandotuvida

“Tengo muchas amigas, pero tú eres la mejor, pues me conoces mejor que nadie, de toda la vida. Te adoro hermanita linda, te quiero con toda el alma. No ha habido un solo día, en que no haya contado con tu amor.”

Desde que tengo memoria, te he admirado, como amiga, como profesional, casi como una segunda mamá. Siempre me has protegido como si me hubieses parido, y si bien hemos tenido algunas peleas, jamás podré dejar de quererte como lo hago, ni de darte las gracias, por el apoyo incondicional que me brindas. Te quiero inmensamente.
Nos criamos juntas, pero la vida se encargó de llevarnos por caminos muy distintos, sin embargo, nuestros corazones permanecen unidos. Y es que compartimos muchos recuerdos, muchas aventuras, demasiadas travesuras, pero sobre todo, compartimos mucho amor. No existe en todo el universo, una hermana como tú, por ello te quiero con toditito mi corazón.

Hermanita, desde que puedo recordar, has sido mi compañera en cada travesura, mi mejor amiga en todo momento, y mi paño de lágrimas. Te adoro, y sé que soy sumamente dichosa, por tenerte.

una verdadera amistad



La amistad que yo te ofrezco no es de minutos ni horas, mucho menos meses...

La amistad que yo te ofrezco es para toda la vida y en alguna otra si nos volvemos a reencontrar...

La amistad que yo te ofrezco es sincera y sin reproche alguno...

La amistad que yo te ofrezco es libre de juicios y pese al que dirán, sabes que en mi siempre podrás confiar...

La amistad que yo te ofrezco es sin condiciones ni ataduras, eres consciente de todo lo que haces, como también yo lo soy...

La amistad que yo te ofrezco es, fue y será por siempre la más especial que en alguien más no encontrarás, por más que haya quien me quiera reemplazar...

La amistad que yo te ofrezco es sólo eso una amistad que podrás o no motivar, tal vez podrás dejarla a un lado, pero cuando realmente ocupes un hombro en que llorar, sabes que ahí estará...

La amistad que yo te ofrezco no quiere causar confusiones ni mucho menos complicaciones...

La amistad que yo te ofrezco sólo desea lo mejor a cada paso que das, aunque sea sin mi, sabes que siempre estaré contigo...

La amistad que yo te ofrezco está libre de dudas y si tú llegaras a dudar, aquí estaré libre para aclararlas...

La amistad que yo te ofrezco jamás tendrá un “no” para ti, porque no se le puede decir que no a la persona que más ha llenado mi experiencia...

La amistad que yo te ofrezco sabe que somos humanos y como todos cometemos errores...

La amistad que yo te ofrezco sabe perdonar, y olvida cada día con una respuesta lo pasado, dejando así solo espacio para los bellos momentos que contigo he pasado...

La amistad que yo te ofrezco es de tiempo completo, y espera día a día una sola sonrisa tuya para seguir motivada...

La amistad que yo te ofrezco no desea verte sufrir, ni mucho menos llorar, pues en un arrebato de coraje podría desgarrar al que hizo tus lágrimas causar...

La amistad que yo te ofrezco es desde siempre y aunque no podamos estar siempre juntas como antes, te comprende y sólo desea que sea feliz con quien mejor te parezca sin importar con quien...

La amistad que yo te ofrezco aquí estará esperando por ti en las buenas y en las malas, siempre con una palabra cierta y sincera sin ocultar lo que realmente sucede en nuestras vidas...


La amistad que te ofrezco estará siempre presente para brindarte un tierno abrazo, o un dulce beso, y en todo el tiempo posible decirte lo mucho que te quiero...


cortesía : www.pensamientosdelavida.blogspot.com

No dejes que tu orgullo pueda más que tú corazón…♥


Hubo una vez dos mejores amigos. Ellos eran inseparables, eran una sola alma. Por alguna razón sus caminos tomaron dos rumbos distintos y se separaron.

Yo nunca volví a saber de mi amigo hasta el día de ayer, después de 10 años, que caminando por la calle me encontré a su madre. La saludé y le pregunté por mi amigo. En ese momento sus ojos se llenaron de lágrimas y me miró a los ojos diciendo:
murió ayer…. No supe qué decir, ella me seguía mirando y pregunté cómo había muerto.

Ella me invitó a su casa, al llegar allí me ofreció sentarme en la sala vieja donde pasé gran parte de mi vida, siempre jugábamos ahí mi amigo y yo. Me senté y ella comenzó a contarme la triste historia. Hace 2 años le diagnosticaron una rara enfermedad, y su cura era recibir cada mes una transfusión de sangre durante 3 meses, pero ¿recuerdas que su sangre era muy rara?, sí, lo sé, igual que la tuya….

Estuvimos buscando donadores y al fin encontramos a un señor vagabundo.
Tu amigo, como te acordarás, era muy testarudo, no quiso recibir la sangre del vagabundo. Él decía que de la única persona que recibiría sangre sería de ti, pero no quiso que te buscáramos, él decía todas las noches: no lo busquen, estoy seguro que mañana si vendrá….
Así pasaron los meses, y todas las noches se sentaba en esa misma silla donde estás tú sentado y rezaba para que te acordaras de él y vinieras a la mañana siguiente. Así acabó su vida y en la última noche de su vida, estaba muy mal, y sonriendo me dijo: madre mía, yo sé que pronto mi amigo vendrá, pregúntale por qué tardó tanto y dale esa nota que está en mi cajón.

La señora se levantó, regresó y me entregó la nota que decía:
Amigo mío, sabía que vendrías, tardaste un poco pero no importa, lo importante es que viniste. Ahora te estoy esperando en otro sitio espero que tardes en llegar, pero mientras tanto quiero decirte que todas las noches rezaré por ti y desde el cielo te estaré cuidando mi querido mejor amigo.

¡Ah, por cierto, ¿te acuerdas por qué nos distanciamos? sí, fue porque no te quise prestar mi pelota nueva, jaja, qué tiempos…. éramos insoportables, bueno pues quiero decirte que te la regalo y espero que te guste mucho. Te quiere mucho: tu amigo por siempre.

“No dejes que tu orgullo pueda más que tú corazón…”

La amistad es como el mar, se ve el principio pero no el final

DEDICADO A MIS AMIGOS!!!!

Comparte este texto con tus amigos y diles q los quieeres mucho, mañana puede ser tarde!!!!

EL AMIGO DE INTERNET (O FB)


Es el amigo que te ve a través del monitor,
Que se toma la molestia de escribir tu dirección.
Que te envía un mensaje, algún chiste, algo de humor.
Y aunque tú no le respondas O ni leas lo que envía,
aún así te toma en cuenta y lo hace con amor …
¡El amigo de Internet, siempre encuentra la ocasión
para escabullirse del trabajo y reenviarte muy aprisa
un mensaje de su agrado, una foto que da risa…
Lo importante del envío no es en sí cada mensaje
sino todo aquel cariño
que se imprime en el mensaje …
Muchas veces sus mensajes llegan justo en el momento
de la soledad o el desamor,
y se borra el mal humor a través de un monitor.
El que ayuda en la distancia, sin esperar ningún favor,
¡sólo que les permitas entrar en tu buzón ..!
El amigo de Internet, no es ficción ni mudez,
es el amigo que descubre, nuestra propia desnudez,
la desnudez del alma sin necesidad de ver …
A veces con tanto afán se emociona en sus envíos
y nos llena la bandeja de tantísimos archivos …
Pero el hecho está explicado y debe ser agradecido,
ya que todo ese cariño se manifiesta en tanto envío …
Suele ser aún más leal, que los que podemos tocar,
¡¡ese amigo entrañable, que te sabe valorar …!!

Si alguna vez


Si alguna vez te sientes sólo y no sabes qué hacer, mira al cielo y busca una estrella, y así nunca más te sentirás en soledad pues tendrás a tu alrededor a millones de estrellas que son esas personas que sintieron lo mismo que tú.

Si alguna vez sientes ganas de llorar, llora Deja salir tus lágrimas y con ellas todas las cosas que te hacen sentir mal; no dejes que se acumulen en tu ser, porque sólo darán paso a otro tipo de sentimientos que te hieren aún más.

Si alguna vez te sientes mal contigo mismo, busca en lo más profundo de tu ser, date cuenta de que nadie es perfecto, tampoco tú, pero aún con todos tus defectos y cualidades, eres una persona única en el universo, por eso  eres especial.

Si alguna vez sientes que nadie te quiere, olvídalo, pues eso no es cierto; si te encuentras en esta tierra es porque alguien allá arriba lo quiso así, Él te hizo único y especial porque te ama y nunca te abandona porque eres lo máximo para Él; pero además de Él, hay personas a tu alrededor que te quieren, aunque a veces estamos ocupados en nuestros problemas y no les abrimos las puertas de nuestro corazón para demostrárnoslo.

Si alguna vez necesitas de alguien que te comprenda, que te escuche, que te ayude, en fin, si necesitas de un amigo, quiero que sepas que cuentas conmigo para que nunca te sientas sólo, para que llores en mi hombro, para hacerte sentir bien, y sobre todo para demostrarte cuánto te aprecio...

Hoy quiero regalarte algo



Hoy quiero regalarte algo muy especial que ha nacido desde el fondo de mi corazón
Hoy quiero regalarte mi sincera amistad para que cuando tu alma añore un Amigo sin pensarlo me busques y pueda correr a tu lado.
Hoy quiero regalarte mis mejores sonrisas para que cuando tus lágrimas escurran tras la cascada de tu mejilla en un día gris sean mis risas las que iluminen tus tristezas.
Hoy quiero regalarte mis grandes sueños para que cuando en tu mente exista un vacío sean aquellos bosques cubiertos de invierno los que atrapen la atención de tu pensamiento.
Hoy quiero regalarte la fuerza de mis manos para que cuando tus tobillos se cansen mis hombros te sirvan de fuerza al andar.
Hoy quiero regalarte la suavidad de una caricia para que cuando tu cuerpo sienta frío sean mi hoguera el calor que te arrulle.
Hoy quiero regalarte una rosa roja para que cuando cariño extrañe tu mano sea un pétalo la fuente que te acaricie.
Hoy quiero regalarte un ramo de abrazos para que cuando los tropiezos te dificulten el andar sean mis ánimos una esperanza que te ayuden a continuar.
Hoy quiero regalarte una estrella joven para que cada que el sol descanse sea esa fiel luz la que te acompañe.
Hoy quiero regalarte un pedacito de humildad para que cuando los éxitos engrandezcan tu persona sea la sabiduría el aire mágico que te hagan valorar lo que otros desprecian al llegar a una nueva orilla.
Hoy quiero regalarte el silencio de mis labios para que cuando tu voz necesite ser escuchada sean mi atención y mi apoyo el horizonte que alberguen tus palabras ahogadas...
Hoy quiero regalarte mi cariño sincero para que cuando sientas que nadie te acompaña recuerdes que en paisajes verdes o valles áridos mi pensamiento siempre te lleva de la mano.
Hoy quiero regalarte un abrazo inmenso para que cuando necesites sentir tus fuerzas sean mis manos el puerto de tus emociones.
Hoy quiero regalarte también un par de lágrimas para que se alberguen entre tu alma y corazón así si algún segundo la soberbia daña tu andar sea una muestra de sensibilidad ajena la que te ayude a no cometer injusticias.
Hoy quiero desearte que la felicidad te bañe todos los días y compartas tus alegrías con los seres que amas para que cuando creas que caminar en la soledad mil angelitos resguarden tu mirada.
Hoy quiero regalarte algo no valioso en dinero porque el oro mata los valores y los sentimientos quiero que lo que hoy te brindo en tus manos sea tan tuyo que solo tu corazón pueda escucharlo....
Hoy quiero decirte frases llenas de palabras únicas hoy quiero ser diferente a todo el mundo y que en mis pensamientos que te obsequio al cerrar tus ojos tu corazón mire a través de tu ternura.
Hoy quiero regalarte un bello tierno que transforme tus miradas en luceros mientras el tiempo con tus sueños baila.
Hoy quiero poner una sonrisa en tus labios para que tu corazón respire con tus emociones y sean tus labios un mar que estremezcan cualquier playa.
Hoy quiero mirar tus ojos a través del cielo para que con el susurro del viento este pensamiento al oído te cante.
Hoy quiero escuchar la melodía de tus ojos para que cuando tus cabellos acaricien tu espalda sea tu alma una fortaleza de tu delicadeza.

Hoy quiero obsequiarte lo más bello que puedas recibir; mientras transformas estas líneas en un espejo donde la ternura que aquí encuentres, donde la belleza que aquí nazca simplemente eres con tu mirada sonriendo.

Querid@ amig@



Te abro la puerta de mi corazón,
dicen que los amigos de facebook son irreales, más yo creo que no,
porque muchas veces puedo sentir su cariño, sus penas y alegrías…

Puede que muchas veces me equivoque cuando doy mi cariño, aun así,
dejo la puerta abierta para que entren a mi vida todos aquellos que lo desean. Sólo puedo ofrecer mi amistad sincera, cariño sin pedir nada, ni siquiera que sientan lo mismo que yo.

Es necesario comenzar a ver las cosas de forma diferente:
Aquí o allí siempre hay malas y buenas personas, tanto en internet como fuera de él siempre encontrarás personas dispuestas a abrir su corazón contigo y otras dispuestas a destrozar tu corazón. No le pongas insignias a las personas, pues día a día te vas dando cuenta de quienes son tus amigos de verdad.

Por eso, gracias te doy por tu amistad.
Gracias por no permitir que el medio impida nuestra amistad.
Gracias por aceptarme tal como soy.


Gracias porque puedo considerarte mi amig@.

Yo soy una mujer




Yo soy una mujer de carne y hueso yo soy una mujer
Que se enamora leyendo una canción, algún poema de
Amor soñando en el silencio de mi alcoba...
Yo soy una mujer apasionada que ríe y que también a veces llora,
No sé si soy mejor o peor tan sólo soy una sencilla y frágil soñadora...
Romántica nací y nunca cambiaré con todas mis virtudes y defectos
Ya lo sé, amo mi soledad no le temo al reloj me siento realizada
Y feliz tal como soy...
Soy así, como soy con mi forma de actuar soy feliz como estoy y

No voy a cambiar.

EL MEJOR REGALO ERES TU




Si estás preocupado porque no sabes lo que vas a ofrecer como presente, porque no tienes condiciones, estás desempleado, o porque los amigos son tantos que no tienes medios de ofrecerles alguna cosa a cada.

Te voy a decir una cosa:

Las flores se marchitan, las tarjetas se pierden, ni todos los presentes agradan, las cartas se amarillean con el tiempo. Piensa en ofrecer algo que quede para siempre, que tú posees y que muchas personas riquísimas ya no poseen más:

¡Un poco de tu tiempo!

Se, por una hora, una mañana, una tarde o mismo un día... ¡el mejor amigo que alguien pueda tener! Date enteramente en la amistad, en la escucha. ¡Los momentos quedan para siempre!

Hacer a alguien feliz es el mayor regalo que podemos ofrecer. Y eso nosotros no lo compramos, lo producimos, con el cariño en los ojos y amor en el corazón.

Haz con que de aquí hasta diez años alguien pueda decir: el mejor presente de Navidad que yo recibí fueron algunos momentos que me ofreciste en aquel año.

Somos nosotros, personas muy ricas de posibilidades. Podemos dar a los demás sin tener que adquirir. Podemos hacer a alguien sonreír. Da un ratito de tu tiempo como presente. Sin grandes sorpresas, pero de todo corazón.

¡Tú eres el mejor regalo que existe!


Y que tu Navidad sea linda, así como la de todos los que tu corazón elige para probar de tu cariño y de tu amistad.

¡Mi Familia ha llegado!



Mi esposa y yo estábamos sentados a la mesa, los dos solos. En ese instante, no sé ni como, vinieron a mi mente recuerdos de mis padres.
Cuando era joven, durante las fiestas navideñas, tenía un montón de invitaciones para asistir a cenas y fiestas con mis amigos y aunque en casa también teníamos cenas especiales, yo siempre prefería asistir a esas reuniones con mis amigos en lugar de pasar la velada con mi familia.
Mi padre, siempre quiso que toda la familia, al menos el día de Navidad, estuviéramos juntos y por eso siempre nos decía, que dividiéramos las fechas. Que los que ya estaban casados, pasaran la fiesta del Año Nuevo en casa de sus suegros y que los solteros, la pasáramos con los amigos.
Lo único que nos pedía era que la Navidad la pasáramos con él y con mi madre.
¡Nunca le pudimos cumplir!
Mis hermanos ya casados, nunca pudieron. Siempre alegaron que la casa de mis padres estaba muy lejos de sus domicilios, que hacia mucho frío, que había nevado, en fin, siempre excusas.
Los solteros, siempre preferimos salir con los amigos para bailar, divertirnos y beber. ¡Siempre preferimos estar con otras personas, antes que con nuestros padres!
Nuestras atenciones y afectos siempre fueron para otras personas.
Una noche de diciembre, mi hermano mayor nos convocó a todos los demás, para hacernos saber, que deberíamos pasar más tiempo con nuestros padres, ya que nunca después de haberse casado los mayores, habíamos pasado una Navidad todos juntos.
Ahora con el tiempo, me doy cuenta que mi hermano estaba pasando por lo mismo que mis padres, ya que sus hijos mayores, empezaban a pasar estas fechas con sus amigos y él y su esposa se encontraron solos en Navidad. Todos estuvimos de acuerdo en que pasaríamos la Navidad, en casa de mis padres.
Al enterarse mis padres se pusieron muy felices. Mi padre le dijo a mi madre, que preparara una gran cena. En la casa todo era felicidad.
Mi padre se acercó y me dijo: –Estoy muy feliz hijo, porque por fin voy a tener a todos sentados en la mesa de nuestra casa, como cuando eran pequeños. Quiero ver a mi hijo el mayor sentado a mi derecha y a ti a mi izquierda por ser el más pequeño.
Tu madre estará en el extremo opuesto junto a tus hermanas. Estaba tan feliz y emocionado que me dio un abrazo tan lleno de amor que casi se me saltan las lágrimas.
Todo estaba listo. Eran las 19 horas y les dije a mis padres: –Voy a salir un momento para comunicarles a mis amigos que no pasaría Navidad con ellos, sino con mi familia.
Mi padre dijo: –Haces bien hijo, para que no te estén esperando y me dio una palmada en el hombro, mientras sonreía.
Cuando salí me esperaban dos de mis amigos a los que les comenté que me quedaría con mis padres, pero ellos insistieron en que por lo menos brindara con ellos, para que sintieran que yo estaba allí con ellos. Pero el brindis se fue alargando hasta casi la media noche. Todo el tiempo pensaba que mis hermanos y hermanas ya estarían en casa junto a mis padres, esperándome para empezar.
Por fin con un fuerte sentimiento de culpa por no haberme ido de inmediato, me retiré sin despedirme de mis amigos. Presentía que recibiría algún reproche por parte de mis hermanos y que todos estarían enojados conmigo.
Cuando iba acercándome a casa, me di cuenta que no oía voces, ni cantos, ni risas de parte de mi familia, pensé que por estar fría la noche se encontrarían en el interior de la casa con mis padres, así que entré por la puerta intentando ser discreto, pensando que si me preguntaban les diría que me había quedado dormido.
Cuando abrí la puerta no oí ningún ruido, sólo escuché la conversación de mi padre con una voz quebrada por el llanto diciéndole a mi madre: –No vino nadie, ni siquiera el menor de nuestros hijos que vive con nosotros, está aquí.
¿Qué hemos hecho con nuestros hijos que no quieren pasar con nosotros una noche tan especial? Somos sus padres, esta casa la construimos para ellos con todo nuestro amor, esfuerzo y trabajo. ¿Por qué no nos pueden dedicar un día? Si nosotros les dedicamos toda nuestra vida.
Se oía mucha tristeza en sus palabras, en ese momento no tuve valor suficiente para acercarme.
Seguí oyendo a mi madre que le contestó con unas palabras que aún retumban en mis oídos:
–No te preocupes, los padres tenemos que entender que sólo estamos en el pensamiento de nuestros hijos cuando son pequeños. Pero cuando crecen, ese pensamiento lo ocupan en otras cosas, como el colegio, sus tareas, la diversión, sus amigos, las fiestas y después en el noviazgo, el trabajo, la esposa y sus propios hijos.
Sus ocupaciones y preocupaciones son otras y nosotros no somos parte de ellas. Quédate tranquilo, todo lo que hicimos y les dimos fue por amor. ¿Tú crees que van a preferir pasar la noche de Navidad con un par de viejos que ya no pueden bailar, que ya no tienen gracia ni para hacerles reír y que se quejan por todo? ¡Anda, anímate…! ¡Mira, voy a poner los diez platos sobre la mesa y a medida que vayan llegando les iremos sirviendo!… ¡Quieres ayudarme?
Sentí un enorme nudo en la garganta que no me dejaba respirar, me sentí tan desagradecido, tan mal hijo, tan avergonzado, ¿Cuánto tiempo le he dedicado a otras personas y actividades nada importantes comparadas con mis padres? ¿Cuántas veces he dejado de abrazarlos, besarlos y decirles cuanto les amo?
Salí de donde estaba y abracé a mi padre y le pedí perdón, luego fui con mi madre, le besé sus manos y me arrodillé, ella me acariciaba los cabellos mientras mi padre se secaba las lágrimas y dándome la mano me sentó a su derecha y dijo: –No es necesario que estén todos, uno solo representa a los demás. «Vieja», sirve la cena. ¡Que nuestra familia ha llegado!
Hoy mis hijos no están conmigo y en mi mesa están los dos platos servidos, en cuanto llegue alguno, tan solo uno, entonces mi familia habrá llegado.

«Aprovecha a tus padres en vida. No los descuides, por lo menos no dejes de estar con ellos y poder abrazarlos y decirles que les amas y agradéceles por todo lo que han hecho por ti

Presta atencion a la gente que te quiere




Era un jueves por la tarde. Analía le pregunta a Eduardo:
A: ¿Qué haces esta noche, amor?
E: Lo de todos los jueves, ceno con los del equipo técnico del auto.
A: ¿Y si te quedas conmigo y hacemos algo diferente, vamos por ahí o cocino algo rico?
E: Sabes que hoy es cena de hombres.
A: Está bien amor, tienes razón, perdón.
E: Bueno

Por la noche Eduardo se va y Analía le dice que lo esperaría en la cama. Analía se acuesta y sobre la mesita de luz deja una carta:

“Amor:
Me hubiera gustado que me dieras solo la mitad de importancia que le das a tu pasión, el automovilismo. Que los sábados me mimaras como a él, ya que lo lavas, lo pules, le pones perfume. Yo solo necesitaba un abrazo, un beso.

Al comprarle cubiertas nuevas y chiche para que esté como nuevo, yo con un chocolate o una colonia de imitación era feliz. Las noches sin dormir para dejarlo hecho una luz, que sea el más rápido, el más vistoso, solo quería que me sacaras a bailar o a cenar. Los fines de semana solo para él, con las pruebas y las carreras, solo te pedía que me acompañases un día al cine.

Pero bueno te quise así y sé que lo elegí pero solo necesitaba la mitad, la mitad de atención, no a tiempo completo sino con algunas horas me conformaba. Y si es que hoy estás leyendo esto es porque ya me fui. Hoy que te pedí que cambiaras tu jueves de hombres por una noche conmigo ya que hace días sé que tengo cáncer y para que no sientas ninguna obligación de estar a mi lado no te lo he comentado antes. Hoy fue mi última noche de vida y me hubiera encantado irme de tu mano.
Te amaré por siempre”.

Esa noche, Eduardo, al llegar y leer tan triste noticia y ver a su novia como si solo estuviera dormida sin poder despertarla, quiso tirar, romper su auto pero ya era tarde.


Hoy les deja a todos solo palabras “Denle importancia a las personas que están a su lado, ellos no piden atención pero lo necesitan y siéntanse orgullosos de que los amen tal y como son”.

Tengo una amiga



Tengo una amiga que siempre estará allí
cuando la necesite, es muy especial.
Tengo una amiga que no tengo que preguntarme dónde está
porque estamos al tanto la una de la otra.

Tengo una amiga que conoce mis tristezas y mi alegrías,
sabe cuando estoy al máximo y cuando me siento débil,
me conoce y no necesito decirle que estoy mal
porque ella ya con solo mirarme lo sabe.

Tengo una amiga que es única,
cuando le cuento un secreto
botará la llave de donde lo guardó
porque nos cuidamos y nos queremos.

Creo que soy muy afortunada en tener una amiga así.

Querida Hija



Querida Hija, Te quiero mucho
deseo que te vaya bien,
que sigas el camino correcto con las personas correctas,
que tus pasos sean firmes y seguros en Dios.

Estás en este mundo que no es un mar de felicidad
pero le pido a Dios que te proteja a donde vayas,
tú también debes cuidarte mucho
para no andar con personas que no buscan tu bien,
sino darte placeres vanos que pronto pasan.

Dios te ayude a conseguir buenos amigos y mantenerlos,
que seas para ellos un apoyo
y ellos lo sean para ti,
que compartan sanamente y se diviertan.

Siempre mantente firme en los valores que aprendiste
que desde niña sembramos en ti,
el mundo intentará hacer ver lo malo como bueno
pero pídele a Dios que puedas entender
qué es lo mejor y lo que debes seguir.

Te amo Hija mía, eres un tesoro precioso,
único y especial que siempre amaré.

Dios te cuide y te lleve en luz hoy, mañana y siempre.

Eres más fuerte que tus problemas.


Los problemas en la vida van y vienen, pero es tu actitud la que determina si te rindes ante la situación o los trasciendes con valentía y aprendes la lección que ellos traen para tu vida.



Lo importante es siempre conservar la fe y mantener la calma, pues si bien, la actitud positiva por sí sola no resolverá nada, esta hará que resolver los problemas sea más sencillo.


Nunca olvides que cada quien tiene problemas de acuerdo a su potencial para resolverlos, y por esta razón siempre seremos más fuertes que los problemas que afrontamos. Nunca te rindas, levántate, sonríe, sigue adelante y ante todo confía: para los que tenemos fe lo mejor aún está por llegar.

El Gusano y el Escarabajo



Había una vez un gusano y un escarabajo que eran amigos, pasaban charlando horas y horas.

El escarabajo estaba consciente de que su amigo era muy  limitado en movilidad, tenía una visibilidad muy restringida y era muy tranquilo comparado con los de su especie.


El gusano estaba muy consciente de que su amigo venía de otro ambiente, comía cosas que le parecían desagradables y era muy acelerado para su estándar de vida, tenía una imagen grotesca y hablaba con mucha rapidez.


Un día, la compañera del escarabajo le cuestionó la amistad hacia el gusano.
- ¿Cómo era posible que caminara tanto para ir al encuentro del gusano?
A lo que él respondió que el gusano estaba limitado en sus movimientos.
- ¿Por  qué seguía siendo amigo de un insecto que no le regresaba los saludos efusivos que el escarabajo hacía desde lejos?

Esto era entendido por él, ya que sabía de su limitada visión, muchas veces ni siquiera sabía que alguien lo saludaba y cuando se daba cuenta, no distinguía si se trataba de él para contestar el saludo, sin embargo calló para no discutir.

Fueron muchas las respuestas que en el escarabajo buscaron para cuestionar la amistad con el gusano, que al final, éste decidió poner a prueba la amistad alejándose un tiempo para esperar que el gusano lo buscara.

Pasó el tiempo y la noticia llegó: el gusano estaba muriendo, pues su organismo lo traicionaba por tanto esfuerzo, cada día emprendía el camino para llegar hasta su amigo y la noche lo obligaba a retornar hasta su lugar de origen.

El escarabajo decidió ir a ver sin preguntar a su compañera qué opinaba.
En el camino varios insectos le contaron las peripecias del gusano por saber qué le había pasado a su amigo. Le contaron de cómo se exponía día a día para ir a dónde él se encontraba, pasando cerca del nido de los pájaros. De cómo sobrevivió al ataque de las hormigas y así sucesivamente.

Llegó el escarabajo hasta el árbol en que yacía el gusano esperando pasar a mejor vida. Al verlo acercarse, con las últimas fuerzas que la vida te da, le dijo cuánto le alegraba que se encontrara bien. Sonrió por última vez y se despidió de su amigo sabiendo que nada malo le había pasado.

El escarabajo avergonzado de sí mismo, por haber confiado su amistad en otros oídos que no eran los suyos, había perdido muchas horas de regocijo que las pláticas con su amigo le proporcionaban. Al final entendió que el gusano, siendo tan diferente, tan limitado y tan distinto de lo que él era, era su amigo, a quien respetaba y quería no tanto por la especie a la que pertenecía sino porque le ofreció su amistad.


El escarabajo aprendió varias lecciones ese día. La amistad está en ti y no en los demás, si la cultivas en tu propio ser, encontrarás el gozo del amigo.

También entendió que el tiempo no delimita las amistades, tampoco las razas o las limitantes propias ni las ajenas.

Lo que más le impactó fue que el tiempo y la distancia no destruyen una amistad, son las dudas y nuestros temores los que más nos afectan. Y cuando pierdes un amigo una parte de ti se va con él. Las frases, los gestos, los temores, las alegrías e ilusiones compartidas en el capullo de la confianza se van con él.


El escarabajo murió después de un tiempo. Nunca se le escuchó quejarse de quien mal le aconsejó, pues fue decisión propia el poner en manos extrañas su amistad, solo para verla escurrirse como agua entre los dedos.

Si tienes un amigo no pongas en tela de duda lo que es, pues sembrando dudas cosecharás temores. No te fijes demasiado en cómo habla, cuánto tiene, qué come o qué hace, pues estarás poniendo en una vasija rota tu confianza.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...