Receta Con Miel y Ajo Para Curar Efectivamente Las Enfermedades Respiratorias

Una enfermedad respiratoria, nos puede incluso dejar en terapia intensiva en una clínica o un hospital, por eso es importante tratarlo adecuadamente desde el primer instante por lo que sugerimos que si quieres complementar tu tratamiento medicamentoso, utilices los tips y receta que te daremos a continuación.
Habrán muchos antigripales y antibióticos en este mundo, pero ninguno como estos dos ingredientes que te diremos a continuación. No es solo tomarlos y ya, es saber cuándo y cómo tomarlos, temas que nosotros tocaremos a continuación para que puedas estar tranquilo de que no volverás a sufrir de alguna enfermedad del aparato respiratorio.
DALE UN BUEN RESPIRO A TU SALUD CON LA MIEL Y EL AJO
El ajo es popularmente conocido por ser un bactericida de buena naturaleza, y la miel aparte de que también es bactericida y antimicrobiana, disimula realmente bien el sabor del ajo y le da un toque delicioso.
Necesitarás 3 cabezas de ajo, 300g de miel y un frasco de vidrio. Corta todos los dientes en láminas y ponlos en el frasco, luego coloca sobre los ajos la miel y tápalo bien, luego déjalo macerar en un sitio sin luz y fresco por 10 días y ¡voila! Tienes tu potente antibacteriano.
Para prevenir se aconseja una cucharadita en ayunas todos los días, y si ya tienes la enfermedad sería 5 cucharaditas al día por una semana.
REMEDIO CASERO DE AJO Y MIEL
Ingredientes:
3 cabezas de ajo, pelados y separados en los dientes (alrededor de 24 dientes)
Miel cruda para llenar el frasco de vidrio de tu preferencia (miel cruda es más nutritivo que la miel comprado en la tienda)
Indicaciones:

Llena la jarra con dientes de ajo y luego vierte la miel sobre el ajo. Deja a la mezcla infusionar durante varios días antes de usar, a continuación, almacena en el refrigerador, donde se mantendrá durante un año o más.
HAY QUE UTILIZAR EL AJO Y MIEL PARA:
Resfriados
Fiebres
Tos
Infecciones
Cortes y rozaduras
Dosis: La mitad de una cucharadita al día con el estómago vacío como un tónico o preventivo. Para las infecciones agudas, toma la mitad de una cucharada hasta seis veces al día.

En cuanto al por qué debes comer con el estómago vacío, es bastante simple en realidad: Cuando el estómago se siente abrumado con la comida, puede ser difícil para tu cuerpo procesar y absorber todos los nutrientes que el alimento tiene que ofrecer.

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...