Cómo preparar mi té de menta para el dolor de cabeza y de estómago




El té de menta es un buen vasodilatador que nos ayudará a combatir cefaleas asociadas a la tensión o al cansancio. Queda claro que, en caso de sufrir migrañas podemos aplicarnos dos gotas de aceite esencial de menta en las sienes y masajear poco a poco en sentido circular.

Según la revista Medical News Today, el aceite de menta es un tratamiento eficaz y seguro para aquellos pacientes que sufren de intestino irritable.
Podemos tomar desde infusiones de té de menta hasta cápsulas que venden en las farmacias.
La menta, además, mejora nuestras digestiones ayudándonos a estimular la producción de bilis para que los alimentos se sinteticen y se absorban mejor en el intestino.

Ingredientes

 1 cucharada de menta (10 g)
1 vaso de agua (200 ml)
1 cucharadita de miel orgánica (7,5 g)
Preparación
Para beneficiarnos al máximo de esta infusión siempre será más recomendable utilizar una tetera de barro o arcilla. Las de aluminio o cualquier otro tipo de metal no respetan de igual forma las propiedades de las plantas al la hora de realizar la cocción.
Lo primero que haremos será lavar bien las hojitas de menta y, una vez el agua haya llegado a ebullición, añadir la planta para permitir que sus aceites esenciales vayan saliendo poco a poco.
Merece la pena que bajes el fuego y dejes que la infusión se haga poco a poco.

Debe estar al fuego al menos durante 20 minutos. Después, permite que repose otros 10. Cuela todo el contenido y llévalo a tu taza favorita. Endulza con miel y disfruta.


www.mejorconsalud.com
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...