Para mejorar la apariencia de las manchas en la piel.


Las manchas en la piel suelen desarrollarse como signo de la edad o también por la exposición excesiva al sol. Se trata de una alteración muy notoria que puede afectar la autoestima de la persona cuando no puede ser disimulada.

La buena noticia es que en la actualidad se han desarrollado muchos tratamientos y técnicas para reducir su apariencia en la piel y lograr un tono muy uniforme.

Entre esto encontramos una alternativa bastante interesante y saludable que consiste en la combinación de varios ingredientes naturales.

Estos remedios para aclarar la piel y reducir las manchas no son tan costosos como los que venden en el mercado y lo mejor es que su uso frecuente da buenos resultados sin provocar efectos secundarios.

















1. Limón y perejil

La combinación de limón y perejil hace un buen limpiador para la piel, ideal para atenuar las manchas y otras alteraciones comunes que afectan la belleza.

La vitamina C que aporta el limón regula la producción de melanina, contribuyendo a obtener un color más bonito.

Por su parte, el perejil tiene una acción astringente y tonificante que ayuda a regular el pH de la piel para facilitar su limpieza profunda.

Ingredientes

1 limón
2 cucharadas de perejil picado (20 g)

Preparación

Extrae el jugo de un limón y mézclalo con las dos cucharadas de perejil picado.
Antes de ir a dormir, aplícate la pasta por todo el rostro, déjala actuar 30 minutos y enjuágala con agua templada.
Lee también: Bondades del perejil para la salud y la belleza

2. Vinagre de manzana


















Puede disminuir la apariencia de las manchas y el paño gracias a su aporte de ácidos alfa hidroxi. Además, contribuye a regular el pH de la piel, reduciendo el exceso de sebo y destapando los poros obstruidos.

Ingredientes

2 cucharadas de vinagre de manzana (20 ml)
6 cucharadas de agua (60 ml)

Preparación

Diluye el vinagre de manzana en el agua y sumerge una bola de algodón en el líquido hasta que quede bien empapado.
Aplica el producto sobre las zonas afectadas y repite el tratamiento mínimo 3 veces al día.

3. Yogur y zanahoria
















El yogur natural tiene propiedades astringentes que facilitan la eliminación de células muertas acumuladas en la piel.

Por su parte, la zanahoria ayuda a mejorar el tono, es buena para cicatrizar y contribuye a reparar el cutis para deshacerse de esta alteración.

Ingredientes

1 zanahoria
½ taza de yogur natural

Preparación

Lava e introduce la zanahoria en una licuadora y procésala con la media taza de yogur natural.
Aplica la pasta resultante sobre el rostro hasta formar una capa uniforme y deja que actúe, como mínimo, 20 minutos.

4. Patata



















El almidón que contiene el jugo de patata es un buen remedio contra la pigmentación que genera oscuridades en determinadas zonas de la piel.

Ingredientes

1 patata

Preparación

Pela y ralla una patata pequeña y extráele su jugo utilizando un colador fino o gasa.
Sumerge un algodón en el líquido y aplícalo por todas las zonas afectadas.
Pasados 10 o 15 minutos, enjuágate utilizando agua tibia

5. Zumo de cebolla
















El zumo de cebolla tiene propiedades antibacteriana y astringentes que, al ser aplicada sobre la piel, tiene importantes beneficios.

Contribuye a remover las células muertas, disminuye las arrugas y líneas de expresión y, por si fuera poco, es buena para combatir el acné.


Como la intención es aprovecharla para disminuir las manchas, en esta ocasión la combinamos con un poco de vinagre de manzana para obtener óptimos resultados.

Ingredientes

1 cebolla
2 cucharadas de vinagre de manzana (20 ml)

Preparación

Licua la cebolla y agrégale a su jugo dos cucharadas de vinagre de manzana.
Sumerge un trozo de algodón en el líquido, aplícalo en la zona afectada y déjalo actuar 15 minutos.

6. Cúrcuma y aceite de oliva














Esta popular especia tiene una acción blanqueadora sobre la piel, pero también le aporta luminosidad y una acción anti envejecimiento que contribuye a eliminar arrugas finas.

Por su parte, el aceite de oliva es un excelente hidratante natural que la ayuda a regenerar para resultados más notorios.

Ingredientes

2 cucharadas de cúrcuma en polvo (20 g)
2 cucharadas de aceite de oliva (50 g)

Preparación

Mezcla la cúrcuma y el aceite de oliva hasta obtener una pasta homogénea.
Aplícala por todo el rostro y déjala actuar durante 40 minutos.

Pasado el tiempo aconsejado, aclárala con abundante agua.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...