Los increíbles beneficios del ajo, la cebolla y el limón


La riqueza nutricional del ajo, la cebolla y el limón ha permitido incluirlos en el amplio catálogo de remedios naturales para prevenir y tratar cientos de enfermedades.

Lo mejor de todo es que, además de aportar tan importantes beneficios, también son un complemento para todo tipo de dietas por ser fuente de vitaminas, minerales, oligoelementos, antioxidantes y otros compuestos saludables.

A continuación mencionamos las cualidades que aportan por separado cada uno, para dejar más claro cuán buenos son para el cuerpo.


Beneficios del ajo

Este bulbo dividido en varios gajos tiene un sabor muy particular que se aprovecha como condimento para muchas comidas.

Pero, más allá de eso, estamos ante una fuente de  nutrientes como:

Vitaminas A, B1, B2, B3, C y E.
Agua.
Carbohidratos.
Proteínas.
Fibra.
Minerales como potasio, fósforo, calcio, hierro y sodio.
Antioxidantes.
Justo esta concentración de nutrientes es la que le da sus propiedades purificantes, desinfectantes y antibióticas que pueden mejorar la salud en muchos aspectos.

Incluyéndolo en la dieta, preferiblemente crudo, se pueden conseguir los siguientes beneficios:

Mejora la función del sistema circulatorio.
Reduce la presión arterial y el colesterol alto.
Fortalece el sistema inmunológico.
Aporta agentes antibióticos y antivirales para prevenir infecciones.
Disminuye la inflamación del cuerpo.
Mejora la función del hígado.
Combate el estreñimiento y problemas intestinales.
Purifica la mucosa de los pulmones.
Disminuye las venas varices.
Mejora el estado de la piel y combate el acné.



Beneficios de la cebolla

La cebolla cuenta con una composición nutricional muy similar a la del ajo y esto le ha permitido ser su mejor complemento.

Suele tener muchos usos en la cocina diaria, aunque algunos la evitan por su fuerte sabor y aroma.

Entre sus cualidades nutricionales cabe mencionar:

Está compuesta por un 90% de agua.
Es rica en aminoácidos esenciales.
Aporta vitamina E, C y del grupo B.
Cuenta con minerales como azufre, potasio, fósforo, magnesio, calcio y sodio.
En lo que tiene que ver con la salud, la cebolla está considerada como un remedio de múltiples usos. Entre los más importante se incluyen:

Combinada con ajo actúa como un contraveneno contra las intoxicaciones.
Cuenta con un efecto emoliente, antioxidante y diurético, idóneo para desintoxicar el organismo y combatir la retención de líquidos.

Es expectorante y desinflamante, lo que ayuda en casos de ronquera, catarros e irritaciones en la garganta asociadas con las enfermedades respiratorias.
Protege el hígado y favorece la digestión de las grasas.
Combate problemas intestinales y previene afecciones como el estreñimiento.
Ayuda a depurar la sangre y reduce el riesgo de patologías cardiovasculares.
Disminuye los niveles elevados de azúcar en la sangre.
De forma externa es buena para combatir las infecciones en los oídos, uñas y pies.
Combate el acné y es buena para fortalecer el cabello.


Beneficios del limón

Este fruto cítrico que se cultiva en todo el mundo tiene un sabor ácido que se puede aprovechar en la elaboración de bebidas, postres, sopas y muchas otras recetas.

Aunque se podría pensar que es un alimento ácido, lo cierto es que al llegar al organismo se transforma en un alcalino y ayuda a regular el pH de la sangre.

Entre sus nutrientes se destacan:

Vitaminas C y E.
Calcio y magnesio.
Limoneno.
Bioflavonoides.
Pectina
Solo y combinado con otros ingredientes, se cree que este fruto puede aliviar y prevenir cientos de enfermedades.

Sus propiedades más destacadas son:

Estimulante del sistema inmunológico.
Excelente diurético y depurativo.
Depura la sangre y mejora la circulación.
Ayuda a controlar el colesterol y protege el corazón.
Alivia la acidez y dolor de estómago.
Es antibiótico y desinfectante.
Reduce la posibilidad de cálculos renales y hepáticos.

Cualidades astringentes, que lo hacen un gran aliado de la piel.

Fuente: mejorconsalud.com
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...