Mascarilla “japonesa” para rejuvenecer el rostro


¿Alguna vez te has preguntado si es posible rejuvenecer el rostro? Obviamente los milagros no existen, pero lo que sí podemos conseguir es aportar a nuestra cara más luminosidad, más tonacidad, más elasticidad. Y un remedio eficaz y sencillo es valernos de esta económica mascarilla “japonesa”. ¿Quieres saber de qué se trata?
Ahora ya sabes que nuestra mascarilla de origen japonés va a tener como elemento básico el arroz. Rico en vitaminas y en elementos rejuvenecedores, vale la pena que nos apliquemos este remedio dos veces a la semana. Si lo deseas puedes complementar esta mascarilla con tus cremas habituales, es pues un sencillo modo de obtener beneficios del modo más económico posible. Y te lo aseguramos. Ofrece buenos resultados.

1. ¿Qué necesito para elaborar mi mascarilla?
Nuestra mascarilla para rejuvenecer el rostro va a necesitar los siguientes elementos:
3 cucharadas de arroz integral orgánico. Podrás encontrarlo en tiendas naturales especializadas, lo que buscamos sobre todo es que sea orgánico, es decir, libre de pesticidas o elementos químicos. De ese modo obtenemos todas las propiedades naturales del arroz.
Una cucharada y media de agua destilada.
Dos cucharadas de aguacate.
Media cucharada de miel.
2. ¿Cómo elaboro mi mascarilla para rejuvenecer el rostro?
Muy fácil, como ya puedes deducir, lo que vamos a hacer es cocer el arroz. Es muy poca cantidad como puedes ver, pero lo que buscamos es que nuestra mascarilla esté recién hecha, ahí donde podemos beneficiarnos de sus virtudes. Caliéntalo pues hasta que el arroz se ablande, y después, separa el arroz del agua obtenida. Reserva ambas cosas.
Lo que haremos ahora es coger el arroz, y en un recipiente, añadimos el aguacate y la miel. Con ayuda de una cuchara remueve bien para crear una pasta homogénea y fina. Cuando esté lista, la aplicaremos en nuestra piel.
Deja que actúe en el rostro al menos durante 15 o 20 minutos. Después, cuando la retires, coge un algodón y limpia tu rostro con el agua de arroz que habíamos obtenido y que estábamos reservando. De ese modo, exfoliamos y tratamos pequeñas manchitas e impurezas.

Como puedes ver esta mascarilla de origen japonés es muy completa, sencilla y económica. Nos beneficiamos del propio arroz y de su agua. Si te preparas este remedio dos veces a la semana, verás rejuvenecer tu rostro día a día.  ¡Pruébalo!
Publicar un comentario

ange

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...