Pasas de uva: ¿para qué sirven? ¿cómo consumirlas?:

Pasas de uva: ¿para qué sirven? ¿cómo consumirlas?:
Las pasas de uva, también conocidas como uvas pasas, se obtienen al deshidratar las uvas frescas. Está incluida dentro del grupo de los frutos secos, siendo de los más preciados para cocinar o comer solos. Son preferidas por los niños, por los que aman la comida agridulce y por los que disfrutan de los dulces. Tienen una textura muy suave y carnosa. Conoce más sobre las pasas de uva en este artículo.
Propiedades de las pasas de uva
Son totalmente energéticas: contienen todos los nutrientes que ofrecen las uvas, pero más concentrados. Ofrecen un alto nivel de carbohidratos de absorción rápida y el 70% es fructosa. Son recomendadas para los niños y los adolescentes porque aportan mucha energía, también se aconsejan en los deportistas lo que que hacen mucho esfuerzo físico a diario. Tienen a su vez un gran valor energético. Sirven para tratar la anemia al aportar hierro, cobre y manganeso. También se recomiendan para aquellos que necesitan subir de peso.
Fortalecen el sistema nervioso: son un alimento vigorizante y reconstituyente, con altas dosis de minerales y vitaminas (del grupo B). Son muy buenas para los que padecen de agotamiento físico, estrés o fatiga crónica. Son adecuadas para los estudiantes y los ancianos, porque mejoran las funciones cerebrales y evitan problemas de pérdida de memoria. Son una gran fuente de flavonoides, antioxidantes y miricetina, que puede proteger contra la enfermedad de Alzheimer.
Tratan el estreñimiento: comer uvas pasas es ideal para la constipación debido a sus suaves propiedades laxantes, sus ácidos orgánicos, la fructosa y la pectina. Este último ayuda a limpiar el intestino y a formar heces más voluminosas. Previenen el cáncer de colon.
Buenas para la vista: contienen fitonutrientes, adecuados para cuidar la salud de los ojos. Protegen la vista de los efectos de la oxidación y el paso del tiempo, mejorando la circulación de la sangre y nutriendo los capilares. Son perfectas cuando hay cansancio en la vista, glaucoma, ceguera nocturna y cataratas.
Remineraliza los huesos: las uvas pasa tienen altas dosis de clacio y magnesio, nutrientes muy importantes en el desarrollo óseo. Protegen de la osteoporosis y mejoran la salud de las articulaciones. Están aconsejadas para las mujeres durante el embarazo o la etapa de lactancia, momentos en los que las necesidades de calcio son mayores. También puede ayudar a las personas con artritis o artrosis (porque a su vez tienen propiedades analgésicas y antiinflamatorias). Son adecuadas para reducir los efectos nocivos o exceso de proteínas de los alimentos “descalcificantes” como son las gaseosas cola o el café.
Tienen propiedades afrodisíacas: en varios países, las pasas de uva son consideradas como un potente afrodisíaco, por ello es que se incluyen en muchos postres y dulces. Esto se debe, principalmente a sus propiedades energizantes y sus dosis de un aminoácidos (arginina) relacionado al aumento de la libido sexual, tratando la impotencia y la infertilidad. En el Antiguo Egipto se hacía una mezcla de uvas pasas y miel para los encuentros íntimos.
Tratan la fiebre: esto se debe a que contienen más ácidos orgánicos que las uvas frescas, aportando todas sus propiedades refrescantes para reducir la fiebre. También aportan propiedades antibióticas y ayudan a tratar las infecciones.
Reducen el apetito: si bien se dice que las pasas de uva no están “permitidas” en las personas obesas por sus calorías, está comprobado que es todo lo contrario, ya que reducen el colesterol y el apetito, así como también aportan saciedad. Además, son un remedio natural para evitar la ansiedad por comer golosinas o cosas dulces. Es preciso consultar con un médico porque tienen mucho azúcar.
Neutralizan la acidosis: es un estado en el que la acidez de la sangre aumenta, así como también los gases del sistema respiratorio, algo muy dañino para nuestro cuerpo porque puede generar cálculos renales, gota, tumores, cáncer, artritis, pérdida de cabello o enfermedades de la piel. Las pasas de uva tienen mucho potasio y magnesio y sirven para neutralizar el desarrollo de estos ácidos.
Ayudan en el cuidado dental: uno de los compuestos de las uvas pasa es el ácido oleanólico, que desempeña un rol fundamental en la protección de los dientes contra las caries, sensibilidad y la fragilidad de las piezas dentarias. Impiden el crecimiento de las principales bacterias responsables por las caries y la placa. Además, al tratarse de un alimento con mucho calcio, evita roturas o daños en el esmalte de los dientes.
Garantizan una buena salud cardíaca: la catequina es un antioxidante presente en las pasas de uva, la cuál es muy eficaz para eliminar el colesterol y limpiar las arterias, evitando problemas cardiovasculares. También sirven para regular la presión arterial (ideal para los que sufren hipertensipon) y ayudar en la buena circulación.
¿Cómo consumir pasas de uva?

Las uvas pasas son más que deliciosas y se pueden consumir solas o en diferentes postres y preparaciones agridulces. Algunas de las opciones más destacadas para disfrutar de las pasas de uva son: acelgas rehogadas con pasas y patatas; solomillo de cerdo con pasas y piñones; helado de coco y pasas; arroz con naranja y pasas; fideos con nueces y pasas de uva; manzanas asadas con pasas; budín de pan con pasas y chips de chocolate; canelones de puerro, pollo y pasas; pie de manzana y pasas; bacalao con piñones y pasas; empanadas de carne y pasas de uva; pan dulce genovés, cuscus; arroz tropical; torta de zanahorias con pasas de uva, etc.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...