LA SOPA DE NAVIDAD




Muchas veces recibimos regalos que no esperamos ni deseamos, pero la realidad es que hay situaciones simples que pueden enseñarnos grandes lecciones en la vida.

En una tarde de navidad un mendigo entra a un pequeño restaurante de un pueblo, con un aspecto y una vestimenta muy diferente no pasa desapercibido entre la gente que estaba dentro del restaurante.

La mesera solo lo miró de lejos hasta que le ordenaron que lo atienda. Ella de muy mala gana fue a tomarle su orden. Y le ofreció el plato más barato que era sopa de maíz con pollo y él le preguntó el valor de esta. $3.50 le respondió ella. El metiendo la mano en su bolsillo le preguntó si es que le quitaba el pollo a la sopa en cuanto le iba a quedar. Y ella ya bastante molesta le dijo: en $2.50.

Démela sin el pollo entonces le dijo el mendigo sonriéndole a la mesera que solo quería que él se valla rápido.

Luego de terminar la sopa ella no quiso ir a dejarle la cuenta ya que le había dado asco este caballero, así que otro mesero le dejó la cuenta.

Al retirarse el mendigo ella tuvo que retirar las cosas de la mesa y para su sorpresa vio un billete de $1 y una nota escrita en una servilleta que decía “No me alcanzó para el pollo pero aquí esta tu propina.

Feliz navidad.”
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...