Hay que entender algo si algo esta mal




Todo el mundo habla de la verdad, de la sinceridad, de decir las cosas claras pero cuando se encuentran con alguien que practica eso enseguida la rechazan, la dejan a un lado o lo que es peor le dejan de hablar. Entonces, quieres que te mientan o quieres escuchar verdades?. Hay que entender algo si algo esta mal, si algo no es correcto ante los ojos de alguien y si a ti te quiere alguien es obvio que se preocupara por ti y te dirá lo que te tenga que decir para ayudarte o aconsejarte, Independientemente lo hayas pedido o no. Que viene después de esto?, solo dos cosas: aceptar esas opiniones con respeto y seguir o no aceptarlas y alejarse. Son chances que hay que correr porque uno no se puede quedar callado ante lo que esta mal y aunque también es cierto que CADA quién hace con su vida lo que quiera también es cierto que uno no PUEDE ser parte del mal, de lo negativo, y mucho menos de callar ante la injusticia. Soy de las que creo, porque me ha pasado, que el que se quiera ir de la vida de uno tiene el derecho de hacerlo y se le respeta, pero que lo piense bien porque el que se va no se hace falta, hace falta quien vendrá.

LEELO!! CON MUCHA "ATENCIÓN"...



En la Clínica de un famoso cirujano cardiólogo, entra la secretaria al consultorio de éste y le anuncia que un viejecito, muy pobre, deseaba consultarle, recomendado por un medico del hospital público.

El médico le dice que hablará con él una vez que haya atendido a todos los clientes con cita médica.

Después de dos horas de espera, el médico recibe al anciano y éste le explica la razón de su visita:
- 'El médico del hospital público me ha enviado a usted porque únicamente un medico de su prestigio podría solucionar mi problema cardíaco y, en su clínica poseen equipos suficientes como para llevar a cabo esta operación'.

El médico ve los estudios y coincide con el colega del hospital. Le pregunta al viejito con qué Compañía de Seguros se haría operar. Este le contesta.... 'Ahí está el problema Dr. Yo no tengo seguro social y tampoco dinero. Como verá, soy muy pobre y para peor, sin familia... Lo que pido, sé que es mucho, pero tal vez entre sus colegas y usted puedan ayudarme...'.

El médico no lo dejó terminar la frase. Estaba indignado con su colega del hospital. Lo envió de regreso con una nota explicándole que su 'Clínica era Privada y de mucho prestigio, por lo tanto no podía acceder a su pedido'. El había estudiado y trabajado duramente estos años para abrir su clínica y ganar el prestigio y los bienes que tenía.

Cuando el anciano se retiró. El médico se percató de que éste había olvidado un carpeta con unas poesías y una frase suelta que le llamó mucho la atención. La frase decía: 'El órgano que mejor habla es el corazón' y firmaba Hermógenes Fauvert. Esta frase le gustó mucho al médico, pero lo que más le gustó fue el nombre del autor de la frase, Hermógenes Fauvert.

Le hacía recordar su juventud, pues, en primaria, la maestra les leía sus hermosos cuentos infantiles. En la secundaria, la profesora de Literatura les enseñaba bellísimas poesías y fue con una de ellas que, al dedicarle a una de sus compañeras, se enamoró y esta fue su primera novia. 'Cómo olvidar todo eso si fue parte de lo mejor de su infancia'.

A la semana siguiente, al finalizar la jornada, la secretaria entró al consultorio con el periódico vespertino y compungida le dijo al médico, '¿Se ha enterado, doctor? Hoy han encontrado muerto a 'Hermógenes Fauvert' en un banco de la Plaza del Ayuntamiento, tenía 88 años el pobre'. El médico suspiró de pena y contestó:.'Hombres como él no deberían morir nunca. Que Dios lo tenga en Paz, me hubiera gustado conocerlo.... '

Pero, ¡cómo!..... ¿no lo recuerda?', le dice la secretaria y mostrándole la fotografía del periódico le dice: 'Era el pobre viejecito que vino la semana pasada a consultarle. Era un conocido escritor, solitario y bohemio. No tenía parientes y...'. El médico no la dejó terminar. Le pidió que se retirase y sentándose con los brazos cruzados en el escritorio, lloró.

Lloró como nunca lo había hecho, como el niño que llevaba escondido en su alma. Largo tiempo estuvo en el silencio de su consultorio. Luego, mientras secaba las lágrimas de su escritorio, sacó delicadamente la imagen de Cristo que estaba debajo del cristal y, después de besarla, la guardó en un cajón mientras decía 'Perdón Señor, no soy digno de Ti, no soy digno de que Me mires. Todo lo que tengo, Te lo debo. Me enviaste a un pobre y me habló con la voz del corazón. Yo lo escuché con el oído del egoísmo.... mi vergüenza es grande.... Perdóname Señor'.

Con el correr de los años, la 'Clínica Hermógenes Fauvert', como se denomina desde entonces, se hizo muy famosa. El médico habilitó un sector para la atención de los pacientes sin seguro médico y él personalmente practica las operaciones.


¡Cuántas veces nos habrá pasado lo mismo a nosotros! Nos han hablado con la voz del corazón y no hemos oído.... hemos sido egoístas con nuestros hermanos..

HERMOSA REFLEXIÓN -- PAPI QUE SIGNIFICA SER POBRE????????????



Un padre económicamente acomodado, queriendo que su hijo supiera lo que es ser pobre, lo llevó para que pasara un par de días en el monte con una familia campesina. Pasaron tres días y dos noches en su vivienda del campo.

En el automóvil, retornando a la ciudad, el padre preguntó a su hijo:

- ¿Qué te pareció la experiencia?..

- Buena - contestó el hijo con la mirada puesta a la distancia.

- Y... ¿qué aprendiste? - insistió el padre...

El hijo contestó:

1.- Que nosotros tenemos un perro y ellos tienen cuatro.

2.- Nosotros tenemos una piscina con agua estancada que llega a la mitad del jardín... y ellos tienen un río sin fin, de agua cristalina, donde hay pececitos.

3.- Que nosotros importamos linternas del Oriente para alumbrar nuestro jardín...mientras que ellos se alumbran con las estrellas, la luna y velas sobre la mesa.

4.- Nuestro patio llega hasta la cerca.y el de ellos llega al horizonte.

5.- Que nosotros compramos nuestra comida;...ellos, siembran y cosechan la de ellos.

6.- Nosotros oímos CD's... Ellos escuchan una perpetua sinfonía de golondrinas, pericos, ranas, sapos, chicharras y otros animalitos....todo esto a veces dominado por el sonoro canto de un vecino que trabaja su monte.

7.- Nosotros cocinamos en estufa eléctrica... Ellos, todo lo que comen tiene ese sabor del fogón de leña.

8.- Para protegernos nosotros vivimos rodeados por un muro, con alarmas.... Ellos viven con sus puertas abiertas, protegidos por la amistad de sus vecinos.

9.- Nosotros vivimos conectados al teléfono móvil, al ordenador, al televisor... Ellos, en cambio, están "conectados" a la vida, al cielo, al sol, al agua, al verde del monte, a los animales, a sus siembras, a su familia.

El padre quedó impactado por la profundidad de su hijo...y entonces el hijo terminó:

- Gracias papá, por haberme enseñado lo pobres que somos!


Cada día estamos más pobres de espíritu y de apreciación por la naturaleza que son las grandes obras del universo. Nos preocupamos por TENER, TENER, TENER y nos olvidamos del SER, SER, SER....

TODO PASA POR ALGO"

Sabes porque en mi cara siempre hay una sonrisa? Porque la vida me enseño que siempre hay que buscarle el lado bueno de las cosas y recordar que "TODO PASA POR ALGO" y por mas que sientas que la vida te golpea una y otra vez.. Lucha por seguir, por mirar al futuro.. Y siempre ten presente que la vida no va ha ser justa por eso cada vez que la vida te haga pasar un mal momento, tu demuéstrale que eres lo suficientemente fuerte para seguir adelante y recuerda.. mantener tu sonrisa siempre aunque tu corazón llore.

Tus Lágrimas




Cuentan que había una vez un señor que padecía lo peor que le puede pasar a un ser humano: su hijo había muerto.
Desde la muerte y durante años no podía dormir. Lloraba y lloraba hasta que amanecía.
Un día, cuenta el cuento, aparece un ángel en su sueño.
Le dice: - Basta ya.
- Es que no puedo soportar la idea de no verlo nunca más.
El ángel le dice:
- ¿Lo quieres ver?
Entonces lo agarra de la mano y lo sube al cielo.
- Ahora lo vas a ver, quédate acá.
Por una acera enorme empieza a pasar un montón de chicos, vestidos como angelitos, con alitas blancas y una vela encendida entre las manos, como uno se imagina el cielo con los angelitos.
El hombre dice:
- ¿Quiénes son?
Y el ángel le responde:
- Éstos son los chicos que han muerto en estos años y todos los días hacen este paseo con nosotros, porque son puros...
- ¿Mi hijo está entre ellos?
- Sí, ahora lo vas a ver.
Y pasan cientos y cientos de niños.
- Ahí viene- avisa el ángel.
Y el hombre lo ve. Radiante, como lo recordaba.
Pero hay algo que lo conmueve: entre todos es el único chico que tiene la vela apagada, y él siente una enorme pena y una terrible congoja por su hijo.
En ese momento el chico lo ve, viene corriendo y se abraza a él.
Él lo abraza con fuerza y le dice:
- Hijo, ¿ por qué tu vela no tiene luz? ¿no encienden tu vela como a los demás?

- Sí, claro papá, cada mañana encienden mi vela igual que la de todos, pero... ¿sabes qué pasa?, cada noche tus lágrimas apagan la mía.

El arrepentimiento:



Jenny pensó que sus padres no le darían permiso para irse de fiesta con unos amigos, de manera que les mintió y les dijo que iba al cine con una compañera. Aunque se sintió un poco mal porque no les dijo la verdad, tampoco le dio muchas vueltas al asunto y se dispuso a divertirse.
La pizza estuvo bien y la fiesta genial : al final su amigo Pedro que ya estaba medio borracho, la invito a dar un paseo, pero primero quiso dar una fumadita... Jenny no podía creer que él estuviera fumando eso, pero aún así subió al carro con él.
De repente Pedro comenzó a propasarse. Eso no era lo que Jenny quería del todo.

"Tal vez mis padres tienen razón" - pensó-;

"quizás soy muy joven para salir así. "

"¿Cómo pude ser tan tonta?"

"Por favor, Pedro -dijo- llévame a casa, no me quiero quedar


Molesto, Pedro arrancó el carro y comenzó a conducir a toda velocidad. Jenny, asustada, le rogó que fuera más despacio, pero mientras más ella le suplicaba, más él pisaba el acelerador. De repente, vio un gran resplandor.

"Oh, Dios ayúdanos.

¡Vamos a chocar!

Ella recibió toda la fuerza del impacto, todo se puso negro.

Semi-inconsciente, sintió que alguien la saco del carro retorcido, y escucho voces:

¡llamen a la ambulancia! "Estos jóvenes están en problemas".

Le pareció oír que había dos carros involucrados en el choque.

Despertó en el hospital viendo caras tristes. "Estuvistes en un choque terrible", - dijo alguien -

En medio de la confusión se enteró de que Pedro estaba muerto.

A ella misma le dijeron "Jenny, hacemos todo lo que podemos, pero parece ser que te perderemos a ti también".


¿Y la gente del otro carro? - Preguntó Jenny llorando -

"También murieron" le contestaron.

Jenny rezó: "Dios perdóname por lo que he hecho, yo sólo quería una no

de diversión.

Y dirigiendose a una de las enfermeras pidió:

"Por favor, dígale a la familia de los que iban en el otro carro que me perdonen que yo quisiera regresarles a sus seres queridos.
Dígale a mi mamá y a mi papá que lo siento, porque mentí, y que me siento culpable porque varios hayan muerto.

Por favor enfermera, ¿Les podrá decir esto de mi parte?.

La enfermera se quedó callada, como una estatua.

Instantes después, Jenny murió.

Un hombre cuestionó entonces duramente a la enfermera:

"¿Porque no hizo lo posible para cumplir la última voluntad de esa niña?"

La enfermera miró al hombre con ojos llenos de tristeza, y le dijo:


"Porque la gente en el otro carro eran su papá y su mamá que habían salido a buscarla".

El caballo en el pozo




Un campesino, que luchaba con muchas dificultades, poseía algunos caballos para que lo ayudasen en los trabajos de su pequeña hacienda. Un día, su capataz le trajo la noticia de que uno de los caballos había caído en un viejo pozo abandonado. El pozo era muy profundo y sería extremadamente difícil sacar el caballo de allí. El campesino fue rápidamente hasta el lugar del accidente, y evaluó la situación, asegurándose que el animal no se había lastimado. Pero, por la dificultad y el alto precio para sacarlo del fondo del pozo, creyó que no valía la pena invertir en la operación de rescate. Tomó entonces la difícil decisión de decirle al capataz que sacrificase el animal tirando tierra en el pozo hasta enterrarlo, allí mismo.

Y así se hizo. Comenzaron a lanzar tierra dentro del pozo de forma de cubrir al caballo. Pero, a medida que la tierra caía en el animal este la sacudía y se iba acumulando en el fondo, posibilitando al caballo para ir subiendo. Los hombres se dieron cuenta que el caballo no se dejaba enterrar, sino al contrario, estaba subiendo hasta que finalmente consiguió salir.


Si estás "allá abajo", sintiéndote poco valorado, y otros lanzan tierra sobre ti, recuerda el caballo de esta historia. Sacude la tierra y sube sobre ella.

El leñador,bella reflexión ..



Había una vez un leñador que se presentó a trabajar en un aserradero. El sueldo era bueno y las condiciones de trabajo mejores aún; por lo tanto, el leñador se decidió practicar toda su experiencia.
El primer día al presentarse al capataz, éste le dio un hacha y le designó una zona de trabajo. El hombre entusiasmado salió al bosque y en un solo día cortó dieciocho árboles.
-Te felicito, le dijo el capataz; sigue así.
Animado por las palabras del capataz, decidió mejorar su propia marca, de tal modo que esa noche se fue a descansar bien temprano.
Por la mañana se levantó antes que nadie y se fue al bosque. A pesar de todo el empeño, no consiguió cortar más que quince árboles.
Triste por el poco rendimiento, pensó que tal vez debería descansar más tiempo así que esa noche decidió acostarse con la puesta del sol. Al amanecer se levantó decidido a superar su marca de 18 árboles. Sin embargo, ese día sólo corto diez.
Al día siguiente fueron siete, luego cinco, hasta que al fin de esa primera semana de trabajo sólo cortó dos. No podía entender que le sucedía ya que físicamente se encontraba perfectamente, como el primer día.
Cansado y por respeto a quienes le habían ofrecido el trabajo, decidió presentar su renuncia, por lo que se dirigió al capataz al que le dijo:
-Señor, no sé que me pasa, ni tampoco entiendo por qué he dejado de rendir en mi trabajo.
El capataz, un hombre muy sabio, le preguntó:
-¿Cuándo afilaste tu hacha la última vez?
-¿Afilar? Jamás lo he hecho, no tenía tiempo de afilar mi hacha, no podía perder tiempo en eso, estaba muy ocupado cortando árboles.
Siguiendo los consejos del capataz, el leñador, entre árbol y árbol, empezó a tomarse su tiempo para afilar el hacha; de esa manera pudo duplicar la tala de árboles.
No hace falta que seamos leñadores para darnos cuenta de la buena enseñanza que nos deja esta historia. A nosotros nos ocurre lo mismo, estamos tan ocupados, corriendo de un lado para   otro, que no tenemos tiempo para las cosas verdaderamente importantes de la vida. Y lo peor es que si nos preguntaran a dónde vamos, no sabríamos que responder; aunque de todas formas seguiríamos estando apurados.
Llegamos a fin del día muy cansados y si hiciéramos un balance de nuestras actividades nos daríamos cuenta de que apenas hicimos nada de lo que teníamos que hacer.
Vivimos por impulsos, sin parar, sin pensar, sin programar. Nuestra mente se bloquea, comenzamos a padecer estrés, fatiga crónica, enfermedades de todo tipo, pero seguimos adelante sin pensar que quizás deberíamos hacer un alto en el camino para reconsiderar por qué hacemos lo que hacemos.
Cuando reconozcas que no puedes más, piensa en parar unos minutos y pedirle a Dios que maneje tu vida, que te ayude a programar tu agenda diaria. Te puedo asegurar que si en verdad esperas en Él, podrás hacer mucho más de lo que haces y con mayores y mejores resultados.


“Estamos tan preocupados por llegar pronto a nuestro destino, que nos olvidamos de mirar y disfrutar del paisaje"  Eclesiastés Capítulo 3

"HOY ES UN BUEN DIA PARA DECIR: TE AMO"


“Si supiera que esta fuera la última vez que te vea salir por la puerta, te daría un abrazo, un beso y te llamaría de nuevo para darte más. Si supiera que esta es la última vez que voy a oír tu voz, grabaría cada una de tus palabras para poder oírlas una y otra vez indefinidamente. Si supiera que estos son los últimos minutos que te veo te diría “Te quiero” y no asumiría tontamente que ya lo sabes. Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría decirte cuanto te quiero y que jamás te olvidaré” (Un pequeño homenaje al gran Gabo, Gabriel García Márquez)
Ya casi termino el libro, falta muy poco. Mientras tanto te regalo aquella pequeña charla; aquella que de alguna manera (y no preguntes cómo) llegó a mis oídos:
- Mamá…¿Qué haces cuando la persona que mas necesitas es la que mas lejos está de ti?
- La distancia no significa nada, hija, cuando alguien significa todo.
- No me refería a que está lejos geográficamente, sino que no puede estar tan cerca de mí como quisiera.
- ¿Te enamoraste?
- No lo se…la verdad es que me molesta sentir tantas cosas. Es increíble como una persona te puede cambiar el estado de ánimo. El tiene ese extraño poder, una palabra suya, un gesto…y siento que cambia mi día.
- Uf! Se algo de eso. ¿Sientes que te entiende?
- Como ninguna otra persona en este mundo!
- Y bueno…amar es encontrar a alguien que te entienda sin dar demasiadas explicaciones. ¿Eso es lo que te molesta?
- No se si me molesta…mas bien me enamora.
- Un gran hombre es ese alguien que despoja despacito tus secretos...es un señor, más que todo un ser humano que como nosotras tienen sus historias pasadas, bien o mal vividas. Un verdadero caballero no te quita la ropa, sino que te va robando los secretos que creías tener muy guardados, hasta que un día te deja con el corazón expuesto, desnudo.
- ¿Y eso es malo?
- Según quien sea. Cuando logra llegar a tu corazón, ya no hay mucho que puedas hacer. Por eso ruego que sea un caballero.
- ¿Lo dices por papá?
- Lo digo por todos los hombres. Aunque tu padre era muy especial.
- Cuando las mujeres decimos “muy especial” es porque hay cosas que no nos gustan.
- Hija, nadie es perfecto; ser hombre es…buscar dentro de su corazón el sentimiento que lo hace un caballero. Cuando encuentres al tuyo, te hará sentir sublime, amada. Todo lo demás, no tiene importancia.
- Y pensar que yo me prometí a mi misma que jamás me iba a volver a enamorar!
- Jaja, no puedes prometerte eso! No es algo que puedes manejar o razonar, hija. Ojalá fuese una decisión que se toma con la mente. El corazón es el que decide. Si eres difícil para enamorarte, la vida me ha enseñado lo que es la perseverancia de un buen hombre. “Si una gota de agua que insiste logra penetrar una roca, de forma inevitable se cuela por la más insignificante grieta y aunque la roca no quiera, logrará…
- …Bañar su corazón!” Conozco la frase. Eso solía decirlo papá.
- El si fue un hombre perseverante, de esos que sin apuro…van adueñándose de a poquito de tus sentimientos, como un intruso, de esos que un día te dicen: “¿Señorita, sería tan amable de dejarme poner mi bolso en este rinconcito de su corazón?” y tu muy ingenua le respondes: “Claro, no puedo negarle eso a nadie”, pero luego de unos meses, se termina adueñando de todo y tu te preguntas ¿Cómo lo logró?
Un hombre apurado no logrará mucho, pero si realmente se toma su tiempo…logrará tenerte. No quedan muchos hombres así, son especies en extinción.
- ¿Papá era así?
- Tu papá era un niño.
- ¿Por?
- Porque la mayoría de los hombres siguen siendo niños. Sienten temores, tiemblan cuando nadie los ve, les gusta ser el centro de atención de la mujer que robó su corazón. Y así como son niños, te bajan la luna si desean conquistarte, bajan estrellas, no anotan fechas, olvidan aniversarios, son distraídos, pero con una mirada al alma te llevan hasta el cielo.
- ¿Y si luego me rompe el corazón? ¿Y si algún día me defrauda?
- Es un riesgo que las mujeres debemos correr. Si lo que te pasa es que tienes miedo, solo puedo decirte que si no pruebas no lo sabrás nunca. Tu padre solía decir: “¿Cómo vas a extrañar mis besos si no sabes cual es el sabor de mi boca? ¿Cómo vas a extrañar mis abrazos si no sabes como aprieto? ¿Cómo vas a extrañar olerme si no sabes cual es mi aroma? ¿Cómo vas a buscar refugiarte en mis brazos cuando el despertador suene si no estoy contigo en la mañana? ¿Cómo vas a extrañar mi saludo y mi regreso si ni siquiera me he despedido de ti?”
- Todo un poeta papá…¿estuviste perdidamente enamorada de el?
- ¿Acaso las mujeres sabemos amar de otra forma? A diferencia de algunos hombres, las mujeres no nos “enamoramos un poquito” ni tampoco “amamos a medias”. Eso es justamente lo que pone en constante peligro a nuestro corazón. Claro que lo amé perdidamente! Por eso, si realmente amas a este hombre, no dejes de hacérselo notar; estoy segura que el lo está necesitando.
- ¿ “El” lo está necesitando? ¿Ni siquiera sabes quien es y resulta que ahora estás de su lado? Yo soy tu hija! ¿Lo recuerdas?
- Es que si ese hombre, sea quien sea, logró llegar a tu corazón, es alguien que merece tenerlo y punto.
- ¿Y “punto”? ¿Así resuelves las cosas? ¿Te vengo a contar que me siento confundida y tu solo me dices que a el le hace falta mi amor? ¿Y lo que yo siento no importa?
- Lo que tu sientes ya no tiene vuelta atrás. Es que conozco esa mirada y conozco a mi propia hija. No estás confundida, estás enamorada hasta el alma y no hay mucho mas que hacer, solo decírselo. Sea que te rompa el corazón o te lo cuide por el resto de tu vida…ya no es tuyo.
- En realidad entre nosotros nunca pasó nada, pero siempre hubo algo. Hay algo que ambos sentimos, que está allí, en el aire. Cuando yo le hablo, el me hace sentir que en ese momento no hay nada mas importante en todo el universo que aquello que le estoy diciendo. Está pendiente del mas mínimo detalle.
- Me sigues hablando así de el y me termino enamorando yo!
- Mamá!!!
- A propósito, ¿qué día es hoy?
- Viernes ¿por?

- Los viernes siempre son muy buenos para decir “Te amo"

Tu amiga (o) esta pasando por una depresión y no sabes como ayudar? O tal vez tu misma te sientes así.. Aquí te dejo este artículo donde encontrarás importantes puntos para ello.


Tu amiga (o) esta pasando por una depresión y no sabes como ayudar? O tal vez tu misma te sientes así.. Aquí te dejo este artículo donde encontrarás importantes puntos para ello.
La depresión clínica es una enfermedad mental que se caracteriza por provocar sentimientos de tristeza y abatimiento extremo, de desesperanza y desesperación. La depresión afecta el cuerpo, el espíritu y los pensamientos. Puede afectar la manera en que te sientes sobre ti mismo y los demás: tu apetito, tus horarios de dormir y tu ritmo de vida. La depresión es una enfermedad frecuente en todo el mundo, y se calcula que afecta a unos 350 millones de personas de todas las edades según reportes de la Organización Mundial de la Salud.

No se debe ignorar la depresión o pensar que desaparecerá con el tiempo ya que los síntomas pueden empeorar. Es de suma importancia buscar tratamiento, y ayuda profesional, ya que la mayoría de las personas afectadas pueden recuperarse una vez que inician el tratamiento.

Las personas deprimidas necesitan todo el apoyo posible de familia y amigos que los anime a buscar ayuda, a continuar con el tratamiento y a mejorar su salud. Es importante actuar en cuanto aparezcan los primeros síntomas:
Persistente tristeza y pesimismo
Sentimientos de culpa, de desamparo o desesperanza
Pérdida de interés o de placer en las actividades normales, y lívido sexual
Dificultad para concentrarse, tomar decisiones y problemas de memoria
Empeoramiento de enfermedades crónicas que coexisten, como la diabetes
Cambios en los hábitos del dormir (insomnio o dormir demasiado)
Cambios en los hábitos del comer (subir o bajar de peso)
Cansancio y falta de energía
Ansiedad, agitación, e irritabilidad
Pensamientos de suicidio o muerte
El hablar lentamente; movimientos lentos
Dolor de cabeza, dolor de estómago y problemas digestivos
Cambios repentinos y extremos de humor
¿Cómo puedes ayudar a alguien cercano a ti que tenga depresión?
Si tu amigo o familiar no ha recibido ayuda profesional, habla con él sobre las ventajas que esto le traería y acompáñalo a sus citas médicas si es necesario.
Anímalo a mejorar y a continuar con el tratamiento. Como ya se dijo antes, la depresión es una enfermedad seria que no debe de tratarse con ligereza. Si tu amigo tuviera diabetes o asma le recordarías tomar su medicamento todos los días, haz lo mismo en este caso.
Es altamente recomendable que tu amigo busque sostén espiritual en este momento difícil. Ya sea por medio de la oración personal, atender servicios religiosos o buscar apoyo de un líder eclesiástico. Esto lo ayudará a entender que aunque tú no estés cerca, siempre va a existir alguien que lo escucha y que espera grandes cosas de él. No dudes en recomendar este tipo de ayuda, a veces es fácil subestimar lo que se puede lograr, pero el tener una guía que no cambia y el que tu amigo tenga gente alrededor que tiene valores altos, le ayudarán a salir de esa depresión más rápido.
Sé paciente y sé amigo. Tal vez tu amigo o familiar no tenga el mejor carácter en algunas ocasiones. Tal vez más de una vez necesites ser súper paciente, callar y abrazarlo y acompañarlo en silencio para pasar el momento difícil; él o ella necesita saber que estás ahí y que puede contar contigo.
Nunca pierdas la fe. Mantén la firme esperanza de que tu amigo puede recuperarse y que lo hará en algún momento si es constante en su tratamiento. Aunque sea difícil, recuérdale que no está solo. Y que siempre existe alguien cuidándolo y que lo ama incondicionalmente: Dios.
Sugiere actividades recreativas, artísticas y divertidas que sepas que le interesan o propón algunas nuevas. Tal vez este es un buen momento de tomar una clase juntos y aprender algo nuevo.
Hagan ejercicio y manténganse activos. Salgan a caminar, correr, escalar alguna montaña o inscríbanse en el gimnasio.
Hazle saber que es importante para ti, para su familia y su grupo de amigos. Busca ayuda y apoyo de todos los conocidos para estar involucrados en esta fase de recuperación.
Ayúdalo a tener un plan de vida y a establecer metas. Si están estudiando, apóyalo con sus estudios académicos, exámenes o tareas. Hagan planes a futuro para tener un negocio, una banda musical, o simplemente salir de vacaciones.

Mantén una actitud positiva y sé alegre. No hondees en lo negativo de la vida, en los errores del pasado o en su enfermedad. Sé agradecido y recuérdale a él ser agradecido también. Piensen en todas las bendiciones que Dios derrama sobre ustedes cada día y en todo lo positivo que hay en su vida.

La depresión es una enfermedad que te puede llevar a tomar malas decisiones a tu vida, aquí te dejo esta información espero te sirva !


La depresión es una enfermedad que te puede llevar a tomar malas decisiones a tu vida, aquí te dejo esta información espero te sirva !
La depresión es un desorden emocional desagradable que se manifiesta en varios grados
Éstos van desde sensaciones de tristeza leve hasta el abatimiento pronunciado. Es causado, por lo general, por las crecientes complejidades y exigencias de la vida profesional y personal moderna.
En el caso de la mujer también ocurre debido a fluctuaciones hormonales repentinas  como cuando termina la menstruación, se inicia la menopausia, como después de dar a luz o de un aborto espontáneo.
Los factores de riesgo asociados a la depresión son:
Historial familiar de depresiones
Viudez
Pérdida de una pareja
Trastorno de la personalidad
Aislamiento
Falta de confianza
Alteraciones de la salud (especialmente en personas de la tercera edad)
Abandono familiar
Los principales síntomas de depresión son:
Cansancio
Trastornos del sueño
Preocupación
Llanto, tristeza, melancolía, desesperación
Pérdida de afecto hacia sí mismo y hacia los demás
Sentimiento de fracaso y auto desprecio
Sensación constante de vacío
Sensación de pesimismo
Sentimientos de desamparo
Dificultad para concentrarse
Apetito alterado
Letargo, pereza y apatía

Pérdida de interés en vivir (Deseos de suicidarse o intentos para hacerlo)

PERO...¿QUE QUIEREN LAS MUJERES?


Estimados caballeros, por nuestra salud mental y emocional, debemos saber que ellas no hablan como nosotros, nunca quieren decir lo que están diciendo, y entenderlas lleva algunos años de entrenamiento; es casi como aprender otro idioma.
Cuando ella te diga: "No me pasa nada": En algunas contadas ocasiones puede que no le pase nada y lo diga en serio, pero la mayor parte de las veces cuando ella tiene esa carita particular, esa actitud algo arisca o cuando simplemente la notas diferente y ante el interrogante "¿Qué te pasa?" ella responde "Naaaaada" (lacónicamente), mi viejo, te aseguro que algo le ocurre y quiere que lo sepas. Por eso lo mejor que puedes hacer es decirle directamente qué sabes que algo sucede y que te lo puede contar y dependiendo de lo que sea vendrá una tormenta: la molestia, la tristeza o cualquier otra emoción, así que, se hombre y estate preparado para lo que venga.
Cuando ella te diga: "Se sincero", no hay ningún problema con la honestidad, ella la aprecia y la recibe con gusto, pero cuando ella te diga "Se sincero" hazlo, pero con mucho cuidado, es decir, elige tus palabras para la siguiente pregunta que te lanzará segundos después, que podría ser: “¿Me ves más gorda?”, ella quiere que respondas un “NO” rotundo, rápido y seguro, no dudes ni titubees; ella quiere escuchar que la amas tal como es, ella quiere saber que no importa si su cuerpo cambia; tú estarás allí, haz que lo entienda.
Cuando ella te diga: "Tranquilo, déjalo así", esa es una frase universal que puede tener diversos significados, por ejemplo, si te encuentras haciendo alguna tarea sin éxito, ella dirá "tranquilo, déjalo así" que se traduce en "mejor lo hago yo". Si están en medio de una discusión por algo y ella responde "tranquilo, déjalo así" es bueno que sepas que así no se quedará y que en un futuro inmediato, cercano o lejano ella te dirá lo que le faltó completar de esa discusión. No te ilusiones, la charla no quedará así, ella tiene varios gigas mas de memoria que nosotros.
Te cuidado cuando ella use el plural. Frases como "¿Podríamos ayudar a mi papá con la mudanza no?", ¿Sería bueno que pintáramos el cuarto verdad?", quieren decir básicamente: “Espero que lo hagas, pero no quiero que lo sientas como una orden directa”. Es así de simple, no trates de buscarle la vuelta. El plural es solo para que no te sientas mal, pero lo vas a tener que hacer…en singular.
Cuando ella te diga: "En cinco minutos estoy lista", directamente es bueno que sepas que "en cinco minutos" es un tiempo imaginario, relativo y ficticio, es una expresión que ella usa para calmar a aquel que la espera, pero que en realidad significa "no estoy lista, "no he llegado", "me demoré", entre otras posibles acepciones, así que paciencia, es así como funciona. No son “cinco minutos” de reloj, son “cinco minutos” en su cabeza, que podrían ser 30 minutos reales. Y te aseguro que no lo hace por maldad, luego de media hora te dirá con una sonrisa: “¿Viste que eran solo cinco minutos?”; es como que ella maneja otra dimensión de espacio y tiempo.        

Yo se que suena complicado, pero por mi parte, yo creo que es lo que cualquier buena mujer se merece; así que, a trabajar duro, mi amigo.

ni en un dia


El corazón de una mujer nunca se equivoca



Alguna vez te conté que en alguna esquina de la vida, puedes toparte con ese verdadero amor con el que siempre soñaste y guardaste en tu corazón de quinceañera. Alguien que con solo mirarte te derrite el corazón. No es imposible que cada noche quieras irte rápido a la cama para permitirte soñar con ese amor que te ocasiona cosas que pensabas que ya no eras capaz de sentir.
Ahora, es también probable que hayas sufrido muchos desengaños amorosos, tal vez estés tan desencantada que te cuesta mucho confiar en los hombres y tienes miedo de volver equivocarte. Más aún: es posible que esta sucesión de errores te impida reconocer y definir lo que significa conocer a un hombre bueno que sea capaz de enamorarte. Al fin y al cabo, el problema está en que siempre te sentiste atraída por los hombres que te han causado dolor, te han roto el corazón o lo que es peor, no te han valorado. Elegiste mal tantas veces que puedes llegar a creer que no existen hombres honestos, bondadosos o maduros. Pero eso no es cierto. Como te dije una vez: Claro que existe ese amor de las películas! Por supuesto que existe ese hombre que con solo mirarte unos segundos puede desnudarte el alma y dejarte expuesta como a un niña. Te doy mi palabra de honor que existe ese hombre con el poder de derretirte solo con su mirada y que logra estrujar tu corazón con una sonrisa. Ese hombre está en alguna parte, tal como lo soñaste. No te conformes con menos de lo que siempre quisiste que te pase.
La gran pregunta consiste en: ¿Cómo reconocerlo? Y aunque no existe una fórmula mágica para encontrar al hombre de tu vida, de igual modo puedo ayudarte contándote algunos detalles que estoy seguro que te harán muy bien, si tan solo observas tu propio corazón.
En primer lugar comienza por fijarte en cómo te sientes cuando estás a su lado o piensas en él. Las mujeres que siempre han identificado el amor con el sufrimiento, no se dan cuenta de hasta qué punto sus parejas las han hecho sentirse mal. Están acostumbradas a experimentar tensión, dificultades, y hasta su estima está dañada y no se han dado cuenta. Se sienten pequeñitas y frustradas. Y aún creen que eso es amor. Pero no lo es. El amor te conduce a sentirte bien, fuerte, grande, poderosa, espléndida. Y sabes que vas por buen camino cuando el hombre con el que te estás relacionando hace que te sientas así:
1) Llena de energía: Después de pasar un rato con él, o incluso cuando te preparas para verlo, tu cuerpo vibra, tu mente vuela y te sientes ligera, creativa, con ganas de comerte el mundo. Alguien que realmente te ama, no te quita la energía, no te drena, sino que te potencia, te da fuerzas para continuar con tu día y proyectar cualquier cosa que te propongas.
2) Valorada: Él te respeta y lo demuestra con su forma de hablarte y de tratarte. Sientes que puedes confiar en él, deshacerte de las máscaras que suelen ponerse las mujeres para los desconocidos e ir un paso más allá, abriéndole el corazón como nunca lo hiciste con nadie. No tienes nada que ocultar, y tampoco tienes ganas de hacerlo.
3) Atractiva: Es su forma de mirarte la que potencia lo mejor que tienes y hace aflorar tu belleza interior. A su lado te olvidas de cualquier complejo y saca la mejor versión de ti. El verdadero amor siempre te rejuvenece y te hace mas bella.
4) Relajada: Cuando estás con él, eres tu misma. No necesitas inventarte un personaje ni pretender que eres distinta o (supuestamente) mejor. Es más, si lo haces por un momento, el aire se enrarece porque él te quiere tal y como eres. Cuando puedes ser completamente auténtica, es porque estás enamorada de alguien que no pretende cambiarte. El te ama cuando te enojas, cuando te muerdes los labios, cuando se sonrojas, cuando estás triste, eufórica o cuando te mueres de celos. Podrías hacer un berrinche, y aún así, solo lograrías que el te ame mas.
5) Alegre: Porque te hace reír cuando te cuenta cosas. Tanto que cuando vuelves a casa y recuerdas la anécdota que te ha contado, te vuelve a dar risa! Alguien que puede hacerte sonreír o soltar una carcajada, es porque realmente se las arregló para construir un puente que va directo a tu corazón.
6) Libre: Adoras estar o hablar con él y siempre tienes ganas de volver a verlo. Pero no estás ansiosa. No temes que se olvide de ti. Además, él respeta tus planes y no interfiere en tus amistades o tus actividades; solo sabes que estará allí cada vez que lo necesites.
7) Poderosa: La relación con él saca lo mejor de ti porque se interesa por tu vida, tus sueños, tu historia. No se queda en lo superficial, sino que sabe atravesar la barrera social y hacerte preguntas muy personales, y sin embargo no invasivas, con las que te ayuda a reflexionar y por lo tanto a crecer. Si te hace pensar en cosas que nunca habías pensado, es porque también logró construir un puente directo a tu mente.
8) Importante: Él te dedica tiempo y toda la atención del mundo; cuando le hablas, sientes como si todo el resto del mundo se esfumara para el, solo importa cada palabra de lo que le dices, y lo que es mejor, las recordará una por una. Cumple su palabra y te llama si dijo que lo haría. Y cuando te tiene delante te demuestra cariño con gestos, miradas, abrazos, siendo tierno, teniéndote en cuenta en todo momento.
9) Espiritual: Cuando mas lo conoces, mas amas a Dios. En lugar de alejarte de las cosas espirituales, sientes que estás mas cerca que nunca del Señor. Te sientas agradecida y feliz por esta etapa que te toca vivir. Literalmente ilumina tu vida.
En cuanto a los hombres, solemos ser más básicos. Se que algunas mujeres son dulces por naturaleza, pero recuerda que una mujer sensible que se permite llorar o emocionarse, derrite a cualquier hombre. Si eres dulce, sensible y lo haces reír, es todo tuyo. Sé auténtica, se tu misma, espontánea, imprevisible; eso siempre resulta irresistible. Se buena conversadora. A los hombres sí que les gusta hablar, siempre y cuando estén frente a alguien que sepa escuchar.
Un hombre también se va a enamorar de ti, si cuando están juntos, siente que puede ser él mismo, si se siente seguro al expresar sus sentimientos más íntimos. Pronto se va a dar cuenta de que te extraña, comienza a notar que tu presencia le es cada vez más indispensable. Cuando un hombre se siente cómodo y seguro a tu lado, comienza a extrañarte más y su amor por ti crece día a día. Y lo más extraño es que ni siquiera sabe por qué se siente así. Lo que sí sabe es que hay algo especial en ti, algo que provoca emociones que no siente con ninguna otra mujer.

No te conformes con menos de lo que te mereces. Recuerda que mientras alguien te grita, hay un hombre deseando hablarte al oído. Mientras alguien intenta humillarte, hay un hombre dispuesto a recordarte que eres una gran mujer. Y mientas alguien te hace llorar, hay un hombre que solo pretende robarte una sonrisa. Solo tienes que saber elegir bien, y para ello, no se trata de saber si el reúne las cualidades del hombre perfecto, sino en como te hace sentir. Si le prestas atención a como se siente tu corazón cuando estás con el, es imposible que te equivoques.

CARTA A LA MUJER QUE MAS ME AMO Y A LA CUAL LE ROPI EL CORAZON MUCHAS VECES



Hola amor mio: Me cuesta trabajo voltear atrás y darme cuenta que hace 7 años empezó todo, nunca creí que una persona me pudiera volver tan loco, lo que sentía por tí me daba la energía y la motivación para hacer cualquier cosa, manejar 8 horas en carretera para irte a ver cuando aún eras niña de casa, sentir como se rompía el corazón con cada despedida que teníamos, aún sabiendo que nos volveríamos a ver la siguiente semana.
Nos vimos crecer juntos, no había nada que no pudiéramos decirnos, 24 horas al dia no eran suficientes para todo lo que queríamos hacer, jugar, platicar y reir. Pensar en ti me hacía sonreír y escuchar tu voz exaltaba mis emociones. Desvelarse cada día platicando por Skype sobre tonterías era más importante que hacer tarea o dormir para ir a la universidad al día siguiente. Y es que cupido nos pegó tan duro que se quedo sin flechas. Nada era imposible para nosotros: ni la distancia, ni la familia, ni la edad, ningún problema era lo suficientemente grande para separarnos. Era el hombre más feliz del mundo y mi único objetivo era sacarte una sonrisa cada vez que te tenía enfrente. Fuimos creciendo y aprendiendo juntos, mil millones de momentos se presentaron, viajes, experiencias, amistades, obstáculos, sonrisas, lágrimas, pleitos, momentos inolvidables, una propuesta de matrimonio, un anillo de compromiso perdido, vivir juntos, comer juntos, reir juntos y todo era increíble….
No sé en que momento empezamos a cometer errores, en que momento deje de verte como la única mujer en mi mundo. No supe en que punto los problemas que resolvíamos fácilmente dejaron de ser tan simples de resolver. En algún momento, sin darme cuenta, deje de hacerte reir y comencé a hacerte llorar. Sin embargo, parecía que nuestro amor era más grande que todo; no importaba todo lo que nos lastimaramos siempre nos perdonabamos, porque nuestro amor era más grande que todo, invencible, irrompible, inquebrantable… Pero hay algo que no supimos reforzar… la CONFIANZA. Creímos que el amor era suficiente y dejamos de lado la confianza, el respeto y quien sabe que más. Y poco a poco, esa fisura que parecía inofensiva fue creciendo hasta que terminó resquebrajando todo lo que habíamos construido. Intentamos de todo para mantenerla en alto, pero al parecer yo no hice lo suficiente.
A pesar de estar convencido de que eres la mujer con la que quería compartir mi vida, mi mejor amiga, mi consejera, mi confidente, el amor de mi vida; por alguna razón no pude evitar romperte el corazón una vez más… de pronto me di cuenta que no era la primera vez, ni la segunda, ni la tercera… y lejos de hacerte la mujer más feliz del mundo, estaba haciendo justo lo contrario. Traté de cuidarte y protegerte de todo y no me di cuenta que también tenía que cuidarte de mi mismo.
Es increíble el daño que podemos hacerle a la persona que más queremos, sin tener la intención de hacerlo.
Y es que la mayoría de los hombres somos tan estúpidos. Nuestro ego e instinto machista de querer conquistar a cada mujer que se nos pone enfrente nos hace cometer tantas tonterías que al final del día nos hacen caminar a casa con “la cola entre las patas”.
Te he visto derramar tantas lágrimas por mi y te he prometido tantas veces no volverlo hacer que ya he caído en la ridiculez. Nosotros los hombre siempre andamos prometiendo cosas que no cumpliremos. Ni siquiera tengo cara para pedirte perdón una vez más, de hecho el amor que te tengo me hace darme cuenta que en este punto de la vida estarás mejor sin mi que conmigo. Algunos dicen que es madurez el pensar así; si fuera madurez no habría coqueteado con otras mujeres en repetidas ocasiones ni habría inundado nuestra relación con mentiras sabiendo que tu tienes más que suficiente para hacerme el hombre más feliz del mundo.
Tantos hombres que hubieran dado cualquier cosa por estar contigo mientras yo era el suertudo de tenerte como pareja…. tantas veces que caminé orgulloso de tomar tu mano y al final no supe quedarme con “la olla de oro”.
Más trillado no puede ser: “No se sabe lo que se tiene hasta que se pierde”. Sin embargo, yo sabía perfectamente lo que tenía (la mejor y más increíble compañera de vida que había conocido), pero no supe conservarla.
Corazon roto
Tenía mucho tiempo que no sentía el sabor amargo de una separación, darte el último beso, desearte lo mejor en la vida y escribir esta carta ha sido de las cosas más difíciles que he hecho y como te dije una vez: “que no me veas llorar no significa que nunca lo haga”. Aceptar mi derrota y darme cuenta que no fui capaz de darte todo de mi es el único consuelo que me queda.
Duele pensar que todo lo que te enseñé y todo lo que aprendimos juntos te ayudará a hacer feliz a otro hombre. Duele pensar que tantos recuerdos, memorias y fotografías serán desperdiciadas. Duele saber que cada vez que alguien pregunte por el chico que aparece contigo en las fotos, tu respuesta será “es mi ex” o “es una larga historia”.
Pero todo esto es por ti, si siguiera siendo el hombre egoísta de antes te pediría otra oportunidad. Pero mereces intentarlo con alguien más, mereces darte cuenta si alguien más puede hacerte sentir plena. Solo te pido un favor, elige sabiamente. Ya no eres la niña que conocí, te enseñé cómo piensan los hombres: te enseñé que al principio podemos ser lo más lindo, dulce, atento y caballeroso… podemos ser el hombre perfecto pero eso se desvanece con el tiempo y solo con el tiempo la realidad se muestra así misma; te enseñé que los hombres hacemos muchas promesas pero no siempre las cumplimos; te enseñé cómo darte cuenta de si un hombre quiere algo serio o solo te quiere para un rato… Y ahora ya tienes la madurez suficiente para saber lo que es bueno y lo que no. Asegúrate que el próximo hombre en tu vida sea un buen hombre, lo que significa que todos tus exnovios, pasados pretendientes y/o amigos debes descartarlos, busca algo nuevo en donde nunca has buscado.
Me consuela el hecho de haberte enseñado a cuidarte sola y de no depender de nadie. Eres una mujer valiente, inteligente y capaz de hacer cualquier cosa. Se que tarde o temprano siempre estarás bien porque todo el tiempo que duró nuestra relación me dedique a que aprendieras a ser autónoma e independiente.
A pesar de saber todo esto hay algo que nunca podré prometerte, nunca podré prometer que no te volveré a buscar porque simplemente eres la mejor compañera que he tenido (por algo llevabamos tanto tiempo) y seguramente te pediré que volvamos y que estemos juntos de nuevo. Naturalmente que la única persona capaz de juzgar si eso será posible o no eres tú. Solo tú podrás definir si he cambiado, si vale la pena volver a intentar o si te has dado cuenta que estar sin mi es lo mejor para ti.
Mientras tanto yo estaré aquí en la sombra donde no puedas verme pero siempre cuidando que estes bien, me esforcé tanto por cuidarte todo este tiempo que no puedo permitirme dejarte y arriesgarme a que algo te suceda. A fin de cuentas siempre serás parte importante de mi. Y si algún día, no importa cuando ni donde, necesitas algo… yo estaré cerca, CUENTA CONMIGO.
Finalmente solo te pido perdón por el dolor causado; con lágrimas en los ojos y la voz entrecortada te deseo que nunca más vuelvas a sentirlo.

Siempre Tuyo

Cuando tus hijos te dicen que eres “mala”, debes de tomarlo como un cumplido. No cedas a los caprichos de tus hijos, pueden pensar lo peor de ti ahora, pero te lo agradecerán más tarde.



Una vez, después de ir de compras, salí de la tienda sin ceder a la rabieta de mi hija por una galleta. Una mujer me detuvo en el estacionamiento y me dijo que era la mejor madre en el centro comercial. Mi hija definitivamente no pensaba lo mismo. Cuando tus hijos te dicen “mala” tómalo como un cumplido.

La nueva generación ha sido  considerada la de los niños más perezosos, más groseros, menos limitados y sin restricciones en la historia. Las cosas que se dicen sobre los niños malcriados y consentidos asustan a la mejor de las madres. La verdad es que: la culpa no es solo de los niños, sino también de los padres. Lo más fácil en la vida es acceder a todos los pedidos de nuestros hijos. Después de todo, ¿acaso no todas queremos ser la mamá “buena onda”? No cedas a los caprichos, tus hijos pueden pensar lo peor de ti ahora, pero te lo agradecerán más tarde.

Aquí hay 12 maneras para que te asegures de ser la madre más mala del mundo:

1. Asegúrate de que tus hijos se acuesten a dormir a una hora razonable. ¿Sinceramente habrá alguien que no haya oído hablar de la importancia de una buena noche de sueño para la salud de un niño? Sé una madre responsable y manda a tu hijo a la cama a su hora. Nadie dijo que el niño deba desear irse a dormir. Puede resistirse al principio, pero con constancia, va a saber que estás hablando en serio. Después de darle un beso de buenas noches, saborea la paz que trae el silencio o disfruta de tiempo de calidad con tu pareja.

2. No les sirvas postre a tus hijos todos los días. Las golosinas deben guardarse para ocasiones que lo ameriten. Esto es lo que las hace especiales. Si solo cedes a las demandas de tu hijo y le das caramelos todo el tiempo, no va a poder apreciar el gesto cuando alguien le ofrezca un regalo dulce de recompensa. Además, piensa en todas las facturas del dentista y del médico que pueden resultar por el exceso de esta indulgencia.

3. Hazles pagar por sus propias cosas. Si quieres algo, tienes que pagarlo. Esa es la forma en que funciona la vida de los adultos. Para asegurarte de que tus hijos no vivan contigo para siempre, es necesario enseñarles hoy que los aparatos electrónicos, videojuegos, salidas al cine, uniformes y equipos deportivos de los que tanto gozan SI tienen un precio. Si tienen que pagar por todo o por parte de ese costo, van a apreciarlos todavía más. También puedes evitar pagar por algo que tu hijo realmente no deseaba. Si él no está dispuesto a pagar la mitad que le corresponde es muy probable que no lo quiera tanto.

4. No les facilites la vida. Algunos niños tienen un despertar muy difícil cuando consiguen un trabajo y se dan cuenta de que las reglas en realidad sí se aplican a ellos. Tienen que llegar a tiempo y hacer lo que el jefe les pide. Y, (¡oh no!) habrá muchos aspectos del trabajo que ni siquiera les gustan. Si no te agrada el profesor de tu hijo, su compañero de laboratorio, la posición asignada en el campo de fútbol o la ubicación de la parada de autobús, evita la tentación de hacer un escándalo o de mover palancas con tus contactos hasta arreglar la situación a su preferencia. Haciendo esto le estarás robando a tu hijo la oportunidad de aprender o sacar algo bueno de una situación difícil. Enfrentar circunstancias no ideales es algo que tendrán que hacer la mayor parte de su vida adulta. Si los niños no aprenden a manejar y sobrellevar la situación, estarán encaminados al fracaso.

5. Hazlos hacer cosas difíciles. No asumas control automáticamente cuando las cosas se ponen difíciles. Nada les da a tus hijos un mayor impulso de auto-confianza que tomar las riendas de la situación y superar algo difícil para ellos.

6. Dales un reloj y un despertador. A tu hija le irá mucho mejor si aprende la responsabilidad de administrar su propio tiempo. No siempre vas a estar ahí para recordarle que apague el televisor y que debe prepararse para salir y llegar a su compromiso a tiempo.

7. No te preocupes por comprarles el último modelo. Enséñales a tus hijos a sentir gratitud y satisfacción con las cosas que tienen. Si siempre se preocupan por obtener el celular más caro y más nuevo estando al pendiente de quién ya lo tiene, vivirán encadenados a la deuda y a la infelicidad.

8. Déjalos saborear las pérdidas. Si tu niño rompe un juguete, no lo reemplaces. Él aprenderá una valiosa lección sobre el cuidado de sus cosas. Si tu hijo se olvida de entregar la tarea a tiempo, deja que se saque la mala nota que le corresponde o que se arregle con su maestro con una tarea adicional para compensar el crédito perdido. Estás enseñando a tus hijos el concepto de la responsabilidad – acaso no quieres criar hijos responsables? Seguro que ellos te recuerdan de las cosas que se te olvidan a ti.

9. Toma control de la tecnología que usan. Si todos los demás padres dejan a sus hijos saltar de un puente, ¿tú también lo permitirías? No dejes que tus hijos vean un programa de televisión o jueguen vídeo juegos que no son apropiados para su edad sólo porque todos sus amigos lo han hacen. Si adoptas una postura firme en la educación de tus hijos, otros tal vez seguirán tu ejemplo. Sé una influencia positiva en sus compañeros.

10. Enséñales a que se disculpen. Si tu hija hace algo mal, enséñale a aceptar y confesar el error y a enfrentar las consecuencias. No escondas la grosería, la falta de honradez o el bullying bajo la alfombra. Si te equivocas, da el ejemplo y come un bocado de tu merecida torta de humildad.

11. Cuida sus modales. Incluso los niños pequeños pueden aprender los conceptos básicos de cómo tratar a otro ser humano con respeto y dignidad. Al hacer de la cortesía un hábito, les estarás haciendo un favor enorme. Los buenos modales pueden llevarte bastante lejos en la vida. Bien dice el dicho: "Se atrapan más moscas con miel que con vinagre."

12. Hazlos que trabajen — de forma gratuita. Ya sea ayudando a la abuela en el jardín o como tutor voluntario para los niños más pequeños, asegúrate de que el prestar servicio sea una parte importante de la vida de tus hijos. Esto les enseña a mirar más allá de sí mismos y a darse cuenta de que otras personas tienen necesidades y problemas, y estos son — a veces más graves que los suyos.


Y aún con todo el tiempo que pasarás siendo “LA MALA ”, no olvides elogiar, alentar y recompensar a tus hijos por su buen comportamiento. Y también asegúrate siempre de que ellos sepan que los amas. Con un poco de guía y constancia de sus padres, tus niños pueden cambiar la historia y hacer de su generación una que se conozca por su buena voluntad y como una esperanza para el mundo

CARTA PARA MI ESPOSO

*Querido esposo *Te estoy escribiendo esta carta para manifestarte que he decidido dejarte, para bien de los dos.
He sido una buena mujer para ti estos siete años, y sin embargo no puedo mostrar nada bueno que me haya tocado a mí.
Estas dos últimas semanas han sido un infierno:
Tu jefe llamó para decirme que habías renunciado al trabajo hoy, y eso fue lo máximo que pude soportar.
La semana pasada, viniste a casa y no me mencionaste nada acerca de mi corte de cabello y el arreglo de mis uñas;
cociné tu comida favorita y hasta usé un nuevo negligé.
Llegaste a casa y comiste en dos minutos, y te fuiste directo a dormir después de ver el partido de fútbol.
No me dices más que me amas, no me tocas ni nada.
O me estás engañando con otra o no me amas más.
Cualquiera que sea el caso, me quiero ir, te abandono.
P.D. No trates de buscarme...
Tu hermano y yo nos mudamos a Entre ríos juntos.
Que tengas una buena vida.
Tu ex-esposa.





RESPUESTA....
Querida Ex-esposa:
Nada me hubiera causado mayor alegría que recibir tu carta.
Es verdad que tú y yo hemos estado casados 7 años, aunque eso no significa que hayas sido una buena mujer.
Todo lo contrario.
Yo miro mucho los juegos para tratar de ahogar el aburrimiento que me causan tus constantes quejas y malas actitudes.
Qué malo que no funcionó nuestro matrimonio, porque yo te amaba.
Yo si noté que te habías cortado tu cabello, y la primera cosa que me vino a la mente fue:
'¡¡¡Luce como un hombre!!!'
Pero mi madre me enseñó que si no puedo decir algo bueno de alguien, es mejor no decir nada.
Cuando cocinaste mi comida favorita, debes haberme confundido con mi hermano,
porque yo dejé de comer cerdo hace casi 7 años.
Me fui a dormir cuando te pusiste ese negligé, porque la etiqueta con el precio todavía estaba pegada a la prenda.
Recé pidiendo que fuera coincidencia que mi hermano me pidió prestados $ 500 esa misma mañana
y la etiqueta de tu negligé marcaba $ 499.
Después de todo esto, como todavía te amaba, sentí que todavía podíamos resolver lo nuestro.
Así, que cuando descubrí que me había ganado el loto de 2.5 millones de Pesos,
renuncié a mi trabajo para tener todo el tiempo para ti, y además compré dos boletos para Europa.
Pero cuando llegué a casa, tú te habías marchado...
Todo ocurre por una buena razón, creo.
Espero que tendrás la vida que siempre deseaste.
Mi abogado dice que por la carta que me dejaste, no recibirás ni un centavo de mí.
Así que cuídate mucho.
P.D. No sé si alguna vez te comenté esto antes, pero mi hermano, Carlos, cuando nació, se llamaba Carla.

Confío en que esto no será un problema ya que el injerto quedó bastante real.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...