Aries


No te van a dejar a oscuras respecto de tus intenciones porque son maravillosas. Es ahí donde sus fantasías sexuales secretas afloran en deleites eróticos.

Es una persona sensual de pies a cabeza, femenina y apasionada. Hace el amor en cualquier lugar que le plazca. El asiento de atrás de su choche se irá tan a pelo como un canapé de oficina o un motel. Cuando se llega la racha, no se le escapa ningún detalle.

Esta mujer no sólo sabe lo que quiere sino que sabe cómo alcanzar a su hombre. Una vez que el pobre varón está al alcance de tu mira, te lo llevas sin pensarlo.

El modo de tratarla es mantenerte firme, haciendo frente al volante, pónte en marcha. Sus apetitos son voraces, incluso animalescos y requiere de un compañero que pueda devolverle golpe por golpe. Si la mujer Carnero no logra suficiente satisfacción sexual, irá por su cuenta. El esposo o amigo que trate de seguir un plan menos exigente la verá cada vez menos. Tiene demasiadas oportunidades de gratificación sexual para inmutarse por un amante apático. Quiere poseer control completo del acto sexual; quiere ser la que mande. En la posición prona (boca abajo), ella estará de ordinario arriba. En la posición sedente, el hombre estará debajo; ella se agachará y controlará los movimientos del cuerpo. Si el hombre se sienta en una silla, ella lo hará en sus rodillas; si se echa sobre una cama con los pies colgando, ella subirá hasta él cuando le convenga. Su clave es el control. Quiere dictar el proceso hacia el orgasmo. Has de estar dispuesto a que grite, chille, gruña, arañe, muerda y clave la zarpa. Si no le importan las cicatrices, dé rienda suelta a la mujer Aries, pero antes revise la longitud de sus uñas.

La mujer Aries escogerá al padre de sus hijos con sumo cuidado. Abandonará a un chofer de camión muy sexy, un abogado. Pero el coito no es tan calculadora. Una vez en el acto sexual, se da toda porque disfruta el sexo en sumo grado. Tiene un interés inmenso en su propio placer, por lo tanto está dispuesta a recibir cualquier técnica que se pueda aplicar para su mayor disfrute. Este signo rige las pasiones y en el trance de la emoción sexual no hay lugar a donde no sea capaz de llegar.

Mujer capaz de andar sobre un amante para hacerlo sufrir, azotarlo, forzarlo a que cometa el cunnilingus al menos, en su fantasía, cree que lo está forzando. El objetivo es humillar al varón recibir satisfacción total mientras él no reciba nada.

Si ha pasado una noche o un fin de semana en que a su manera de ver ha disfrutado mucho, usted, hombre feliz, será invitado otra vez. Pero mejor venga con algo nuevo y divertido, o se perderá a una de las compañeras sexuales más interesantes del zodiaco.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...